Industria auxiliar | La nueva tecnología de Wincor Nixdorf mejora la gestión de efectivo

La compañía dispone de un sistema cerrado de gestión de efectivo que combina componentes modulares, software y servicios, y se puede integrar en la sucursal bancaria.

Wincor Nixdorf, mejor proveedor de Tesco en 2012
Sistema POS de Wincor Nixdorf

Para los comercios minoristas la gestión del efectivo es una labor complicada y cara. Los empleados tardan demasiado tiempo contando el dinero, y los costes logísticos son altos. Wincor Nixdorf ofrece soluciones que permiten a estas compañías mejorar la eficiencia en su gestión del efectivo, desde la caja registradora hasta la logística del mismo.

La nueva tecnología de Wincor Nixdorf optimiza la gestión de efectivo y mejora la seguridad mediante el uso de un cassette estándar que aloja el efectivo. Los billetes se clasifican y almacenan en estos cassettes inteligentes ya en el punto de venta, y un chip memoriza la cantidad de efectivo que hay en cada uno de ellos, eliminando así la necesidad de contar manualmente y comprobar una y otra vez las cifras.

Para optimizar los procesos de efectivo en la zona de pago de la tienda, Wincor Nixdorf integra sus soluciones Cineo en el sistema de las cajas autoservicio. Así, el efectivo se recoge en un módulo de tambor móvil, es transportado de forma segura a la central de efectivo y consolidado automáticamente en una solución Cineo específica para la central de efectivo. El resultado es un proceso cerrado y totalmente seguro, desde que el efectivo entra en la caja registradora hasta el operador de transporte de dinero. El software TPCash monitoriza el nivel de llenado de todas las soluciones de reciclaje de efectivo y se asegura de que hay efectivo disponible y de que puede ser trasladado a la zona de cajas registradoras cuando sea necesario.

Wincor Nixdorf es el único proveedor que ofrece una propuesta tecnológica unificada para la gestión automatizada del efectivo en los diferentes escenarios de ingreso que se pueden dar en un comercio minorista.

“Para los nuevos empleados es mucho más fácil ponerse al día, las cajas registradoras pueden abrirse más rápidamente en las horas punta, y se goza de una mayor seguridad y transparencia en todo el proceso de gestión del efectivo”, explica Javier López-Bartolomé, presidente de Américas e Iberia de Wincor Nixdorf. Además, añade, Wincor Nixdorf ha demostrado que la sucursal bancaria puede integrarse también en este ciclo cerrado del efectivo. Los depósitos pueden ser contabilizados inmediatamente en la cuenta de la compañía, fortaleciendo así la relación entre vendedor y banco y garantizando la máxima seguridad, transparencia y eficiencia.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña