FOOD LOVERS CLUB_1040x150
FOOD LOVERS CLUB_600x120

Planes en casa | Just Eat sigue apostando por la alta cocina a domicilio de la mano del Grupo Arzábal

El Grupo Arzábal, con cinco restaurantes en Madrid y más de 11 años enamorando a sus clientes con sabores tradicionales, ha firmado un acuerdo de colaboración con Just Eat para ofrecer los platos premium de Arzábal y Kirikata.

Just Eat sigue apostando por la alta cocina a domicilio de la mano del Grupo Arzábal
Just Eat sigue apostando por la alta cocina a domicilio de la mano del Grupo Arzábal

El acuerdo con el Grupo Arzábal reafirma el compromiso de Just Eat de acercar la alta cocina a sus usuarios, ampliando su oferta que cuenta ya con más de 60 tipos de cocina. La alianza expande la oferta gastronómica de los restaurantes más allá de las puertas de su local, llegando a los usuarios en una época marcada por la crisis de la Covid-19 y asentando una nueva experiencia gastronómica para los usuarios, que pueden disfrutar desde su salón de una selección de los mejores platos de la cocina tradicional española y un repertorio asiático que redefine el sabor del clásico sushi.

El delivery de un restaurante con aromas a taberna moderna

El proyecto Arzábal nace de la vocación de Álvaro Castellanos e Iván Morales de atrevimiento y diversión. 11 años después de abrir su primer restaurante en Retiro, el grupo cuenta ya con otros cuatro restaurantes en Madrid: Arzábal Market, en el Mercado de San Miguel; El Jardín de Arzábal, en el Museo Reina Sofía, Kirikata, taberna japonesa; y Ón, un nuevo concepto de delivery para empresas. En todos ellos se saborea el concepto de taberna, donde predomina la cocina de mercado tradicional pero innovadora.

“Las botellas de champán las mandamos como las cervezas, envueltas en hielo pilé. Queremos que llegue todo de la mejor manera posible”. Cada envase está termosellado para proteger el interior y lleva una etiqueta con los alérgenos. “Cuidamos los detalles. Nos interesa la experiencia de cómo le llega al cliente y queremos controlarlo todo”, dice Álvaro Castellanos, co-propietario de Grupo Arzábal.

En la carta a domicilio de Arzábal no pueden faltar sus clásicos, como la ensaladilla rusa con ventresca, el arroz con setas y trufa, las pochas con almejas, las carrilleras o las croquetas, elaboradas con la receta tradicional de lenta cocción que las convierten en “las reinas de la casa” según los dueños.

La propuesta de Kirikata comparte el concepto de taberna pero con fragancias de la cocina japonesa, ofreciendo niguiris, sashimis, uramakis, makis, tartares y arroces cargados de sabor.

Hemos pensado en nuestros clientes. ¿Los hemos perdido? No. Están en casa. Y así decidimos buscar el canal de comunicación para poder llevarles nuestra mejor versión, con platos que viajen bien”, cuenta Iván Morales, co-propietario de Grupo Arzábal. 

Ambas ofertas a domicilio se complementan con varios menús para poder disfrutar con familia y amigos, y una extensa y novedosa carta de vinos, cavas y champagne. La experiencia gastronómica culmina con una amplia selección de postres, entre los que destacan clásicos como la torrija, el tatin de manzana, el flan de queso, el fondant de chocolate y del lado japonés una variedad de mochis de varios sabores.

RECIBE EL NEWSLETTER DE LA COMUNIDAD FOODLOVERS (+12k suscriptores)

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña