Retailers | Mahou San Miguel: a las 18.30 h todo el mundo a casa...

La cervecera pretende que uno de sus grandes hitos de 2017 sea poner esta hora límite de trabajo a sus empleados.

Mahou presenta unos números récord
Mahou presenta unos números récord

En el gran consumo, como en el resto de sectores, no todo en materia laboral es crear puestos de trabajo, sino que también interesa generar empleos de calidad. Una de las eternas cuestiones, ya sea por cultura española, presentismos mal entendidos o por razones particulares de cada empresa, son las jornadas laborales interminables que muchos trabajadores tienen hoy en día, siendo difícil compatibilizar la vida de oficina con la personal. En Mahou San Miguel han decidido que esto se acabó y la compañía ha puesto una hora límite para 'obligar' a sus empleados a salir del trabajo. Como decimos en el titular: a las 18.30 h todo el mundo a casa...

El director general de la cervecera, Alberto Rodríguez-Toquero, señalaba en la presentación de resultados de la compañía en 2016 que "la vida, afortunadamente, es más que trabajo". Por eso, Mahou San Miguel se ha propuesto que uno de sus grandes hitos en este 2017 sea lograr que todos sus empleados dejen de trabajar a partir de las 18.30 h. La idea es que esta medida se aplique a partir del próximo 1 de julio.

Ahora mismo, los trabajadores de la compañía tienen como hora tope las 19.00 h, impuesta desde el pasado 1 de enero. Antes, estaba fijada a las 19.30 h. "El 85% de la plantilla lo consigue", dice con orgullo Rodríguez-Toquero.

En esta 'nueva' cultura de trabajo que quiere establecer Mahou San Miguel la idea es que sus trabajadores sientan que tienen un horario flexible, que pueda ser gestionado de la forma que mejor les convenga. Por ejemplo, si un empleado necesita entrar a su puesto a las 10.00 h porque antes debe llevar a sus hijos al colegio, lo tiene fácil en la cervecera. Siempre, eso sí, cumpliendo con las horas fijadas en el convenio laboral y con la nueva norma a partir de julio de salir a las 18.30 h.

Para que esa hora límite sea respetada, Mahou San Miguel ha puesto en marcha varias medidas, como avisar a sus empleados quince minutos antes de que tienen que abandonar su puesto. También se impide, por ejemplo, mandar correos electrónicos o hacer llamadas profesionales a partir de esa hora.

Alberto Rodríguez-Toquero asegura que este sistema no solo ayuda a compatibilizar mejor la vida laboral y la personal, sino que también es interesante para la empresa porque logra tener empleados más productivos y motivados, siendo capaces de aprovechar mejor su tiempo de trabajo.

Actualmente, Mahou San Miguel cuenta con una plantilla formada por unas 3.000 personas, la cual se ha incrementado un 50% en la última década. El año pasado, la empresa incorporó a 218 profesionales. En los últimos cinco años, esa cifra aumenta a 735.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña