Retailers | El poder de seducción de los supermercados de Aldi y Lidl

Nuevos datos reflejan su atractivo para los consumidores británicos.

Entrada de una tienda británica de Aldi
Entrada de una tienda británica de Aldi

Más de la mitad de los consumidores británicos ha visitado en los últimos tres meses o bien un Lidl o bien un Aldi. Dato que ejemplifica a la perfección el crecimiento de las dos cadenas alemanas en el retail de Reino Unido. Juntas suman una cuota de mercado del 13%, siendo así integrantes invitados del Big Four británico tras quitar juntas el puesto de honor a Morrisons.

La consultora Savvy ha realizado un nuevo estudio sobre cómo están evolucionando los supermercados en Reino Unido y los porcentajes hablan para bien de Aldi y Lidl. El 55% de los consumidores ha visitado un Aldi en el último trimestre, mientras que el 53% ha cruzado la puerta de un Lidl. Las tiendas de estas dos cadenas discount gustan: el 42% de los compradores prefieren la experiencia de compra que ofrecen Aldi y Lidl antes que la de los supermercados clásicos

Llama la atención que el 75% de los jóvenes entre 18 y 25 años han visitado Aldi en los últimos tres meses y valoran que en estos supermercados encuentran productos de calidad a buenos precios. Este porcentaje hace suponer que en el futuro esta cadena irá creciendo aún más.

Más resultados: el 60% de los compradores del Reino Unido dicen que les gustaría que Aldi y Lidl abrieran una tienda más cerca de su casa; el 76% de los compradores cree que Aldi y Lidl venden comida y bebida de calidad y el 67% cree que los productos de marca propia de Aldi y Lidl son tan buenos como las marcas de fabricante.

"Nadie tiene dudas de que el mercado está atravesando un período de cambios estructurales sustanciales. Los cuatro grandes minoristas (Tesco, Sainsbury's, Asda y Morrisons) han alterado significativamente su rumbo en los últimos años y las marcas han sentido el impacto en varios niveles. Lo que queda claro en nuestra investigación es que el período de cambio está lejos de haber terminado", dice Alastair Lockhart, director de Insight en Savvy.

"El período de cambio está lejos de haber terminado"

El llamado Big Four ha progresado a la hora de rebajar los precios y mejorar la competitividad. Sin embargo, Savvy espera que las cadenas tradicionales aceleren el ritmo de innovación para impulsar la diferenciación del producto y tratar de recuperar la lealtad de los compradores. La conveniencia se presenta como la gran oportunidad para estos retailers, mientras que los grandes formatos, como los hipermercados, están a la baja. Savvy explica que los consumidores cada vez más prefieren surtidos cortos en los supermercados, clave en el crecimiento de Aldi y Lidl.

En cuanto a las marcas, el 70% de los compradores del Reino Unido dicen que son menos leales que hace 10 años, mientras que el 66% piensa que las marcas son menos relevantes que hace una década. El 62% de los compradores dice que generalmente compra productos de marca propia. "Las marcas ya no pueden confiar en su herencia del pasado. Una nueva generación de compradores más jóvenes solo buscará y pagará las marcas que ofrecen algo distinto", comenta Savvy.

Cuotas de mercado

Según los datos del mercado alimentario dados a conocer este martes por la consultora Kantar, el retail británico del gran consumo ha crecido en las últimas semanas a un ritmo más rápido (+3,6%) respecto al resto del año. La fiebre del Mundial de Fútbol (Inglaterra quedó en cuarta posición) y el buen tiempo son las principales razones de este aumento de ventas.

La facturación de Asda creció el 3,7% para registrar su mayor crecimiento en más de cinco años, siendo el mejor retailer del Big Four por primera vez desde diciembre de 2014. Su cuota de mercado se mantiene en el 15,1%. Morrisons también creció (+2,9%), quedándose con una cuota del 10,5%. Por su parte, el liderazgo de Tesco (27,6% de cuota) perdió 0,3 puntos porcentuales, y eso que sus tiendas de conveniencia Express le permitieron crecer el 2,3%. Por último, Sainsbury's creció el 0,8%, aunque perdió 0,4 puntos porcentuales para quedarse en una cuota de mercado del 15,6%.

Kantar explica que, "impulsado por su título como supermercado oficial del equipo de fútbol de Inglaterra, Lidl vio un aumento de las ventas de 9.7%". La cadena alemana aumentó su cuota de mercado en 0,3 puntos porcentuales, hasta el 5,4%, en comparación con el año pasado. Mientras tanto, Aldi volvió a un crecimiento de dos dígitos, con un aumento del 10,9% en las ventas, para alcanzar un alto en la cuota de mercado para el minorista del 7,5%.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña