Retailers | 'Surge pricing': las tarifas dinámicas llegan al retail

La tecnología Big Data es esencial para desarrollar algoritmos de fijación de precios, una realidad ya presente en el comercio electrónico que pronto alcanzará también a la tienda física.

'Surge pricing': las tarifas dinámicas llegan al retail
'Surge pricing': las tarifas dinámicas llegan al retail

Las nuevas estrategias relacionadas con la fijación de precios en los supermercados evolucionan a toda velocidad. El conocido como 'surge pricing', o precio dinámico, es ya una realidad en el comercio electrónico y no tardará mucho en llegar a la tienda física. De hecho, muchos negocios de alimentación cuentan con etiquetas electrónicas en sus lineales que les permite cambiar de forma remota los precios atendiendo a factores como la hora del día, la demanda, la ubicación, la competencia o los patrones de compra de los clientes, recoge el portal Xataka.

En España, donde Mercadona o Lidl se disputan la 'guerra' por el precio justo, hay enseñas, como Caprabo o Consum, que han incorporado en los últimos años marcadores electrónicos que no necesitan de la intervención de ningún reponedor.

Y lo mismo ocurre en establecimientos del Reino Unido (Tesco y Marks & Spencer apuestan por esta tendencia) o Estados Unidos (donde Safeway ha probado también esta práctica y Wamart se afana para adaptarse a cualquier posible situación de compra). Se trata, en suma, de ofrecer a los clientes precios personalizados.

EL BIG DATA Y LA PRIVACIDAD

Ahora bien, alcanzar este objetivo requiere trabajar con gran cantidad de datos e información de los clientes. El Big Data resulta esencial para los retailers pero, a la vez, genera ciertos problemas de cara a la privacidad de los consumidores. Según informa The New York Times, los minoristas cuentan con que la mayoría de los clientes aceptarán el 'surge pricing' si ello supone obtener un mejor precio por el producto que desean.

A este respecto, una encuesta realizada por Retail Systems Research a consumidores estadounidenses, revela que al 71 % no le gusta la idea de los precios dinámicos. Sin embargo, los millennials están más dispuestos y el 14 % se muestra muy a favor.

De una forma u otra, fijar los precios a medida es una tendencia que no dejará indiferente y que forma parte de la evolución del retail alimentario, un sector que se hace eco de otros en los que esta práctica está extendida, como es el caso de las compañías telefónicas o las de venta de billetes de avión.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña