Shoppers | El consumidor gana en confianza y se inclina por marcas conocidas

Ya son cuatro meses consecutivos los que el Índice de Comportamiento del Consumidor se mantiene en positivo, según un informe de Kantar.

Consumidora en un supermercado
Consumidora en un supermercado

El año 2019 ha concluido con valores positivos (5,3) en el Índice de Comportamiento del Consumidor, situándose al mismo nivel que en el primer trimestre de este ejercicio. Con este, ya son cuatro meses consecutivos en los que este indicador se mantiene en positivo, marcando una clara tendencia de mejora.
Así lo refleja el Informe Perspectivas del Consumidor de Kantar.

Este análisis incide también en que la actitud de los compradores hacia las marcas se encuentra "repartida y estable" respecto a otros periodos, con algo más de un tercio (36%) que se decanta por las marcas conocidas, el 27% que prefiere las marcas blancas y otro tercio (34%) que opta por opciones más cercanas a diversificar (buscar nuevas marcas o probar entre varias). Sin embargo, y aunque muy lentamente, cristaliza como mayoritaria la idea de que es mejor comprar marcas conocidas.

El informe muestra así, un crecimiento lento pero constante en la confianza del consumidor, promovido por factores externos como la subida en 2019 del empleo y de los salarios por encima del IPC y la reducción de los tipos de interés de las hipotecas. Esto genera un aumento de los recursos económicos disponibles en los hogares, pudiéndose mantener niveles similares (o mayores) de consumo.

Cuando ponen la mirada en el futuro, los consumidores son mucho más conservadores y miran 2020 con cierto recelo

Sin embargo, cuando ponen la mirada en el futuro, los consumidores son mucho más conservadores. "Parece que 2020 se mira con cierto recelo, y, de hecho, es llamativa la diferencia entre cómo se percibe la economía doméstica frente a la economía del país, siendo actualmente de 72 puntos, la mayor distancia entre ambos factores desde enero de 2017", señala la consultora.

INGRESOS EN EL HOGAR

Siguiendo la distribución de opiniones que se estabilizó en 2015, se mantiene una mayoritaria percepción de que los ingresos seguirán en el nivel actual durante el próximo año (62%), reforzada esta opinión en el último trimestre de 2019 con un crecimiento del 6%.

A pesar de que esta es la opinión más generalizada, cabe destacar que el 21% de la población cree que sus ingresos pueden bajar o declara no saber cómo evolucionarán. Ambas opiniones han crecido más del 25% respectivamente en este último periodo del año.

En línea con este crecimiento de las opiniones más negativas o conservadoras sobre los ingresos futuros, en el último trimestre de 2019 encontramos un importante repunte en las opiniones de que habrá más desempleo en 2020 (+30%). Paralelamente bajan las opiniones optimistas (-23%) e incluso las más moderadas (-13%) que esperan que el desempleo descienda o al menos se mantenga igual. A pesar de esto, la percepción del empleo personal es mucho más positiva que la del desempleo en términos generales y 8 de cada 10 consumidores creen que hay pocas posibilidades de perder el empleo propio.

La valoración del momento para realizar compras continúa en la tendencia ascendente iniciada en 2012

Paralelamente, la valoración del momento para realizar compras continúa en la tendencia ascendente iniciada en 2012, alcanzando el tercer valor más alto en toda la historia del indicador. Basado en las valoraciones del momento de compra de una bolsa de 25 productos, el indicador se mantiene en líneas estables. Los mayores crecimientos se producen en productos relacionados con el hogar y el ocio electrónico: muebles, dispositivos móviles, accesorios para el hogar, electrodomésticos grandes, ordenadores y videojuegos o música.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña