Shoppers | ¿Practicas bien el snacking de media mañana?

Según una encuesta de Kaiku Sin Lactosa, cuatro de cada diez personas no llevan una vida saludable "por falta de tiempo".

Consumidora tomando el nuevo Kaiku Sin Lactosa Protein
Consumidora tomando el nuevo Kaiku Sin Lactosa Protein

¿Comemos bien entre horas? Algo tan extendido como el hambre a media mañana o a media tarde es, a la vez, uno de los hábitos que más cuesta practicar de forma saludable. La falta de tiempo, unido a las ocho horas sentados o saltarse las cinco comidas al día, provocan no sólo problemas a corto plazo (malas digestiones y pérdida de energía), sino también acarrean consecuencias a medio y largo plazo, como baja productividad y un sistema inmunitario débil.

Así lo revela una encuesta realizada por Kaiku Sin Lactosa con motivo del lanzamiento del nuevo Kaiku Sin Lactosa Protein, un snack pensado para mantener a raya el apetito. Se trata de un yogur sin lactosa con alto contenido en proteínas orientado a calmar el apetito en las horas más críticas del día.

Los encuestados han respondido a preguntas relacionadas con el mundo del tentempié saludable. Pues bien, el 36% confiesa que practicar las cinco comidas al día les resulta complicado por falta de tiempo. Además, el 26% sólo practica las tres comidas básicas: desayuno, comida y cena.

El momento comprendido entre las 12 y las 13 horas es en el que más hambre se pasa, según el 40% de los encuestados

Más del 50% de los encuestados declaran pasar ocho horas o más sentados por motivos de trabajo, y entre ellos, se confirman las horas más críticas en lo que a hambre se refiere: el momento comprendido entre las 12 y las 13 horas es en el que más hambre se pasa, según el 40% de los encuestados. En segunda posición, con un 24% de las respuestas, las 11 de la mañana se posiciona como otra hora crítica. Y dentro del Top 3 encontramos las 19 horas, con el 23% de los encuestados que aseguran que es el momento del día en el que más hambre pasan.

TENTEMPIÉ DE MEDIA MAÑANA

Un dato que llama la atención es el de la clásica práctica de realizar las cinco comidas al día, un hábito que ha cambiado con el nuevo ritmo de vida de los trabajadores españoles. De esta forma, los datos de la encuesta revelan que el 61% reconoce que sólo toma las tres comidas básicas: desayuno, comida y cena. De ese grupo de personas, el 35,5% confiesa que no las practica "por falta de tiempo". El 38,5% se mantiene fiel a la regla de las cinco comidas diarias.

A la hora de matar el gusanillo a media mañana, los encuestados optan por opciones sanas como frutos secos o yogures (63%), lo que les permite saciar su apetito hasta la hora de la comida.

Por otro lado, empatados con un 18%, se hallan las personas que comen de forma impulsiva lo primero que ven en la nevera; y quienes deciden no tomar nada y aguantar hasta la hora de la comida o la cena.

CAMBIO DE MENTALIDAD

Una de las conclusiones más claras de este estudio es el "cambio de mentalidad" de los españoles. Si bien es cierto que el 39% querría seguir un estilo de vida más saludable (la falta de tiempo les hace 'pecar' con opciones menos apropiadas), el 43% de los encuestados se consideran personas saludables, que buscan opciones sanas y comer de forma equilibrada.

El 43% de los encuestados se consideran personas saludables, que buscan comer de forma equilibrada

Por otro lado, se encuentra el 18% restante, que pese a no considerarse una persona con un estilo de vida sano, sí que está trabajando para lograrlo.

A la hora de elegir un producto de tentempié, 6 de cada 10 personas se fija en las calorías y "toma conciencia" de las distintas opciones saludables; por otro lado, el 41% restante no se preocupa tanto por los componentes, siempre que el sabor acompañe al producto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña