Shoppers | El optimismo se instala entre los consumidores

La confianza se mantiene en niveles "muy altos", según un informe de Kantar Millward Brown.

Clientes en un supermercado
Clientes en un supermercado

En el primer trimestre de 2018 la confianza del consumidor se mantiene a niveles "muy altos", aunque presentando una ligera oscilación a la baja respecto al periodo anterior, según el informe Perspectivas del Consumidor de Kantar Millward Brown. En el primer periodo del año el índice se sitúa en -6,8 puntos, descendiendo desde el valor positivo alcanzado a finales del año pasado (+3,6), pero este ligero descenso parece más una "variación episódica" y no se detectan elementos que muestren un empeoramiento de la confianza de los consumidores.

El índice es resultado de la media de las valoraciones de la situación del país, situación económica del hogar y momento para realizar grandes compras, y ha sufrido un crecimiento considerable en el último año y medio, sobre todo marcado por la mejora de las previsiones en lo que respecta a la economía doméstica (situación económica del hogar y previsión de la situación económica del hogar a 6 meses).

El optimismo de los consumidores viene marcado por la mejora de las previsiones en lo que respecta a la economía doméstica

En línea con la evolución del índice de confianza en los últimos periodos, la previsión sobre la evolución del desempleo progresa muy positivamente: el porcentaje de personas que cree que habrá más desempleo desciende hasta el 13%, alcanzando el valor más bajo en los últimos siete años (desde el inicio de la medición). Por su parte, más de la mitad de los españoles (56%) se mantiene conservador y cree que el nivel de desempleo actual se mantendrá en los próximos meses y un tercio (31%) que habrá menos desempleo.

INGRESOS

Otro aspecto característico de este primer periodo del año es la reducción al mínimo de las incertidumbres sobre el empleo personal y los ingresos familiares. El 78% de los ocupados cree que hay pocas posibilidades de perder su empleo, cifra que ha crecido siete puntos respecto al periodo anterior, alcanzando máximos desde 2010. Por su parte, solo un 5% de los españoles con empleo piensa que hay muchas o bastantes posibilidades de perderlo, descendiendo siete puntos respecto al último periodo de 2017.

También se ha reforzado la percepción de seguridad en los ingresos, y se observa un descenso de quienes creen que pueden bajar sus ingresos (4%) y el incremento paulatino de los que piensan que pueden aumentarlos (13%). Por tanto, la previsibilidad de los ingresos, como factor de la decisión en el consumo, se ha estabilizado en niveles muy positivos.

"Ha quedado atrás la sensación de inseguridad laboral entre los consumidores"

"El rasgo más característico de la situación en este primer trimestre es la percepción de seguridad en el empleo tanto entre los ocupados como en la opinión pública. Ha quedado atrás la sensación de inseguridad laboral entre los consumidores, lo cual les permite hacer planes, salir de vacaciones, compras a largo plazo, retomar hábitos de ocio. Hay que pensar que este aspecto puede seguir sosteniendo el consumo en los próximos meses", señala Pepe Martínez, Business Development and Marketing Director en Kantar Millward Brown España.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña