Trendrinks | Ponte da Boga: una vendimia con "buenas" previsiones

La bodega más antigua de la Ribeira Sacra prevé recibir 450.000 kilos de uva a lo largo de las próximas tres semanas.

Vendimia en Ponte da Boga, en la Ribeira Sacra
Vendimia en Ponte da Boga, en la Ribeira Sacra

La vendimia en Ponte da Boga, la bodega más antigua de la Ribeira Sacra propiedad de Hijos de Rivera, acaba de ponerse en marcha. En esta campaña, la firma vitivinícola prevé recibir en torno a 450.000 kilos de uva, lo que supone un incremento de un 30% respecto a la campaña de 2017. En concreto, se espera un 10% de uva blanca y el 90% restante de uva tinta, de variedades como Mencía, Godello, Albariño, Sousón, Brancellao o Merenzao, muy arraigadas en la zona.

Como todos los años por estas fechas, el inicio de la vendimia en esta zona de Galicia implica la puesta en marcha de unas labores que son arriesgadas como espectaculares, y que la tecnología apenas ha conseguido facilitar. Las vertiginosas pendientes de estos bancales impiden la mecanización de las tareas de recogida de la uva y hacen que todo el trabajo deba realizarse de forma manual, "lo que sin duda influye en el carácter único y diferenciado de sus vinos", explican desde esta bodega.

Ponte da Boga contará este año con un equipo de 16 personas vendimiando sus 30 hectáreas de viñedo propio

Ponte da Boga contará este año con un equipo de 16 personas vendimiando sus 30 hectáreas de viñedo propio y, además, recibirá uva de 60 pequeños viticultores de la zona con los que se ha trabajado sobre el terreno todo el año para garantizar unas condiciones óptimas en el viñedo.

Durante las próximas tres semanas, la bodega vivirá la habitual vorágine de actividad de la temporada de vendimia y seis personas se afanarán en las propias instalaciones por atender la recepción de uva y las primeras fases del proceso de elaboración de unos vinos que se podrán degustar ya en 2019.

"BUENAS" EXPECTATIVAS

Las expectativas para la vendimia de este año son buenas, "aunque no excepcionales como en otras campañas", matiza la firma, ya que este año el viñedo se vio afectado por las irregularidades climatológicas del pasado mes de julio, así como, en algunos casos, por los ataques del Mildiu Larvado que ha castigado especialmente a la variedad Godello por su sensibilidad.

La bodega se halla enclavada en el municipio de Castro Caldelas (Ourense). Construida en 1898 por una familia originaria de la zona, disfrutó de una gran actividad hasta finales de los años 60, momento en que se produjo el cese de la producción. Permaneció cerrada hasta 1999, cuando viticultores de la zona decidieron rehabilitarla y retomar la tradicional elaboración de sus vinos al amparo de la D.O. Ribeira Sacra. En 2005, Ponte da Boga pasó a formar parte de Hijos de Rivera.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña