Trendrinks | Borda, la cerveza artesana para luchar contra la despoblación

Desde una borda, una antigua edificación para el ganado que data de 1852 y que tuvieron que rehabilitar como obrador de cerveza para que cumpliera todas las normas sanitarias, la cervecera comenzó a funcionar y a elaborar este producto ecológico. Una cerveza nacida en Aineto, en el Alto Aragón, como herramienta para luchar contra la despoblación de la zona.

Borda, la cerveza artesana para luchar contra la despoblación
Borda, la cerveza artesana para luchar contra la despoblación

La Sociedad Cooperativa Bebidas y Maridajes de Aineto trabaja en este pequeño núcleo del Alto Aragón desde donde elabora su cerveza Borda desde mayo de 2016. Este producto artesano y ecológico surgió como una herramienta para frenar la despoblación en esta zona de la provincia de Huesca.

La secretaria de la cooperativa y responsable de ventas, Menchu Ríos, ha explicado en declaraciones a Europa Press recogidas por Foodretail, que la idea de montar una cervecería en Aineto se debe a que "nuestro maestro cervecero llevaba más de veinte años viviendo aquí, quería trabajar en el mismo sitio donde residía y, desde hacía tiempo elaboraba cerveza artesana para los amigos y vecinos".

De este modo, se inició esta cooperativa con el deseo de "generar empleo y arraigo con otras personas en el municipio, para frenar la despoblación dentro de las pequeñas posibilidades que puede tener una empresa pequeña como la nuestra".

Desde una borda, una antigua edificación para el ganado que data de 1852 y que tuvieron que rehabilitar como obrador de cerveza para que cumpliera todas las normas sanitarias, la cervecera comenzó a funcionar y a elaborar este producto ecológico. "En Aineto todos los huertos cultivan productos ecológicos", ha detallado, al recordar que esta población es "un pueblo abandonado y ocupado" en el que se puede residir gracias a un convenio suscrito con el Gobierno de Aragón.

De hecho, las decisiones que afectan al municipio "se toman de manera asamblearia". Las casas "no son propiedad de nadie, aquí no hay propiedad privada", sino que el propietario es la Diputación General de Aragón. Cuando una persona llega al pueblo y se quiere quedar a vivir tiene que ser la asamblea quien lo acepte y le ceda una vivienda que podrá usar mientras resida en esta población.

UNA ALDEA DE 40 HABITANTES

En cuanto a las comunicaciones por internet, ha indicado que aún no disponen de banda ancha, aseverando que "sin ello no podríamos hacer nada".

Los responsables de la cooperativa viajan de forma constante a ferias y a hacer repartos de su producto. "Ya nos gustaría que la gente viniera y se bebiera la cerveza aquí, pero hay que salir fuera". Llevan Borda a otras zonas de la provincia, a Zaragoza y a algunos municipios de Teruel y sus instalaciones en Aineto se pueden visitar, previo contacto con la cooperativa.

Dos personas gestionan esta cooperativa en la que trabaja otra con contrato a media jornada. Vivir y trabajar en esta localidad permite "estar en contacto con la naturaleza, vivir de otra manera. "Tenemos pocas carencias porque estamos muy en contacto con ciudades y poblaciones de mayor tamaño", ha apostillado Ríos.

La aldea de Aineto, enclavada en el valle de la Guarguera, en el municipio de Sabiñánigo, quedó abandonada en los años 50 y pasó a ser propiedad del Gobierno de Aragón. En la actualidad residen unas 40 personas y dispone de colegio abierto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña