Trendrinks | Los españoles gastaron el 2,7% más en vinos de calidad

Los vinos con IGP han disparado sus ventas en alimentación más del 60% en volumen y del 75% en valor en el primer trimestre.

Cliente en la sección de vinos de un supermercado
Cliente en la sección de vinos de un supermercado

El primer trimestre de 2018 ha arrojado valores en positivo para el gasto en vino en los hogares españoles, el 2,7% más, gracias sobre todo al "excepcional aumento de los vinos con IGP o de la tierra", señala el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). En concreto, se alcanzaron los 237 millones de euros, unos siete millones más que en el mismo periodo de 2017.

El consumo también registró una estabilidad (-0,7%), hasta los 89 millones de litros. Tanto el vino con Denominación de Origen Protegida (DOP) como el vino sin DOP ni IGP, las dos categorías más consumidas en España, mantienen una tendencia similar de una ligera caída en volumen, pero con un aumento en valor. Sin embargo, los vinos con IGP han disparado sus ventas en alimentación más del 60% en volumen y del 75% en valor, a precios que suben el 8%.

Los vinos con IGP han disparado sus ventas en alimentación más del 60% en volumen y del 75% en valor

Este encarecimiento no ha afectado a este tipo de vino, como sí ha ocurrido con los cavas y espumosos con DOP, cuyo consumo ha caído un 13,6% en volumen y algo más del 6% en valor.

El análisis del OeMv indica que la ligera subida de precios medios en prácticamente todas las categorías de vino, salvo en los vinos de licor, como consecuencia de la menor cosecha de 2017, ha frenado el crecimiento del consumo de vinos y también, en el periodo analizado, el de bebidas con vino como sangrías y tintos de verano.

LA CERVEZA SIGUE EN CABEZA

Por su parte, el consumo de cerveza comenzó el año con subidas del 1,5% en volumen y del 3,8% en valor, hasta alcanzar los 176,5 millones de litros y los 220 millones de euros, respectivamente, pero a precios más altos (+2,3% hasta los 1,25 euros/litro), manteniendo por tanto una tendencia similar a la del cierre de 2017.

Por su parte, el consumo de bebidas espirituosas subió un 0,8% en volumen, hasta los 7,7 millones de litros, y una caída del 1,7% en valor, hasta los 78,2 millones de euros, mientras que la sidra se disparó un 7,9%, alcanzando los 4,5 millones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña