Trendrinks | Freixenet: menos beneficio pero más facturación

El grupo catalán cierra su año fiscal con el 1,3% más de facturación pero recorta su beneficio a 1,06 millones.

Sede de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona)
Sede de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona)

Freixenet ha concluido su ejercicio fiscal 2017-18 (finalizado en abril) con cifras dispares. Si bien su facturación se ha incrementado el 1,3% (en concreto hasta los 542,25 millones de euros), su beneficio neto fue de 1,06 millones de euros frente a las ganancias de 8,4 millones del año anterior.

Fuentes de la compañía explican estos resultados por al aumento de los precios de las materias primas derivadas de las "malas condiciones meteorológicas", una situación que se ha ido desarrollando a lo largo del tiempo, informa Europa Press.

Asimismo, han precisado que también ha influido en estas cifras "una gran cantidad de costes y provisiones", y han destacado que ha habido una reducción de los gastos operativos del 2%.

DEUDAS CON LOS BANCOS

Por lo que se refiere a las deudas que el grupo tenía en abril de 2018 con los bancos, las citadas fuentes señalan que el pasivo a corto plazo ya se ha devuelto gracias a los activos líquidos, es decir, préstamos intragrupo.

A finales de 2018 se hizo pública la adquisición por parte de la familia Ferrer de las bodegas del grupo Freixenet fuera de Cataluña y la filial que tiene en Argentina. Pedro Ferrer Noguer, uno de los dos consejeros delegados del grupo, será el comprador de las seis bodegas con el aval de su padre, José Ferrer Sala, presidente de honor. Ferrer Sala (42,5%) y su sobrino, José Luis Bonet (7,5%), controlan el 50% de Freixenet, mientras que el grupo alemán Henkell posee el 50% restante.

Precisamente, la compañía ha hecho hincapié en que la "alianza" con Henkell le permite afrontar el futuro "desde una posición financiera estable".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña