Javier González

| ¿Cómo pasar del ecommerce al mcommerce en el retail? | -

¿Cómo pasar del e-commerce al m-commerce en retail?
¿Cómo pasar del e-commerce al m-commerce en retail?

Cuando todavía no se han apagado los ecos del ecommerce y aún nos queda mucho que incorporar en el mundo del Gran Consumo para adentrarnos en las nuevas perspectivas e inquietudes de nuestros clientes millennials, nos llega la generación Z (futuros consumidores nacidos después de 2005) y la era del mcommerce, es decir, el comercio electrónico a través del móvil.

Según un estudio realizado por Criteo, los usuarios de mcommerce llegarán a 2,1 billones en los próximos 4 años. La cifra impresiona, sobre todo teniendo en cuenta la globalización del mercado y significa que lo que produzco en un lugar lo puedo vender donde quiera con solo un clic, independientemente de dónde esté el consumidor que lo encargue y dónde tenga que entregarlo.

¿Cómo adaptarnos a los nuevos usos de compra del consumidor?

1. Pensar de forma deslocalizada. Nuestros consumidores se convierten en globales; prepararles información de propuestas y mensajes de marketing contextualizada en función de su localización y la de nuestras tiendas, de la fecha y de la circunstancia del consumidor.

2. Mejorar la eficiencia en la cadena de suministro. El coste de entrega de los productos con la mayor rapidez y el menor precio será la apuesta ganadora. Amazon está invirtiendo en su propio sistema de entrega y probando el uso de drones para ello. Se está investigando con el manejo de dispositivos electrónicos a través de nuestra mente. Pensar en el envío de mensajes publicitarios y captar las emociones del consumidor ofreciéndole la oportunidad de comprar con solo pensar en ello no es algo descabellado ni fuera de nuestro alcance.

3. Facilitar el pago a través del móvil. Siempre he mantenido que facilitar las formas de pago es una de las líneas para conseguir que nuestros clientes tengan una experiencia de compra satisfactoria; elementos como NFC, pagos por proximidad al TPV, pagos online de compras físicas o el uso de plataformas interactivas.

Las tiendas físicas convivirán con las versiones online, pero la evolución de estas debe pasar de ser una mera lista de productos para convertirse en una verdadera fuente de interés para nuestros consumidores, los cuales podrán comprar, pagar y recibir la mercancía de diferentes formas. Los consumidores vivimos en un mundo cada vez más conectado, a alta velocidad y del que esperamos obtener lo que queremos rápidamente.

Mobile devices, Big data, IoT (internet of Things) y conexiones M2M (Machine to Machine) cambiarán la forma de relacionarnos con nuestros consumidores de manera que podamos responder a sus necesidades de forma eficiente e inmediata. Los consumidores permitirán un mayor uso de sus datos, aumentando el control que tiene sobre ellos, para que les podamos ofrecer nuevas oportunidades, reponer sus stocks o facilitar el intercambio de experiencias con nosotros y entre ellos mismos.

"Tenemos que adaptarnos a la cultura de la velocidad: La innovación está ligada con la velocidad”, ¿Cuántas empresas lentas conoces que sean innovadoras?" Engel Fonseca.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña