RSC | La industria se conjura: urge un modelo sostenible

AECOC y FIAB celebran el primer Congreso de Desarrollo sostenible. Sobre la mesa, los objetivos a cumplir por el sector agroalimentario en materia de sostenibilidad y economía circular. Algunos datos, como el del problema de los plásticos, son contundentes: "Si juntásemos todos los residuos de plástico y los pusiésemos en fila, podríamos ir y volver a la Luna 5.790 veces"

La industria se conjura: urge un modelo sostenible
La industria se conjura: urge un modelo sostenible

Las principales compañías de la industria y la distribución alimentaria han participado este martes 26 de septiembre en la primera edición del Congreso de Desarrollo Sostenible impulsado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) y la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

Un total de 200 profesionales se han reunido en Madrid para analizar la importancia de avanzar hacia un modelo de economía circular, y lo han hecho con la fuerza y el respaldo que supone representar al primer sector industrial de España y a las empresas de gran consumo que engloban el 20 por ciento del Producto.

Junto a ellos, máximos representantes de la cadena agroalimentaria en nuestro país, como los CEOs de Mahou-San Miguel, Nueva Pescanova y Veritas; o representantes administrativos de alto nivel como Joanna Drake, adjunta a la dirección general de la Comisión Europea para el Medio Ambiente o Cristina Narbona, miembro del Consejo Asesor de la Red Española para el Desarrollo Sostenible.

Dada su estrecha relación con el entorno, explican los organizadores, el sector agroalimentario genera impactos ambientales, algunos de ellos negativos que requieren de mayor atención. Entre estos, destaca la gran cantidad de recursos que exigen sus actividades, la contribución al cambio climático o la generación de residuos; cuestiones en las que el sector trabaja desde hace años y que hacen necesaria la colaboración de todos los actores para lograr una meta común: hacer realidad un nuevo modelo basado en la economía circular que responda a los objetivos de desarrollo sostenible marcados en la llamada 'Agenda 2030' definida por la Unión Europea.

PLÁSTICO, DESPERDICIO, EFICIENCIA Y MOVILIDAD SOSTENIBLE

El Congreso de Desarrollo Sostenible de AECOC y FIAB ha querido poner sobre la mesa algunas de las principales prioridades a las que se enfrentan en la actualidad las compañías del sector.

De esta forma, cobra especial protagonismo la necesidad de encontrar nuevas soluciones de envasado alternativas al plástico de un solo uso, la lucha contra el desperdicio alimentario, la optimización de la producción y el impulso a una cadena de valor eficiente y sostenible.

En este sentido la ponente Joanna Drake, adjunta a la dirección general de la Comisión Europea para el Medio Ambiente, ha recordado que se estima que en los próximos 20 años la producción de plástico en Europa se duplicará. De toda esa cantidad, menos del 20% será reciclada. Cifras que demuestran la insostenibilidad económica del uso actual del plástico y que Drake ha ejemplificado de manera muy clara: "Si juntásemos todos los residuos de plástico y los pusiésemos en fila, podríamos ir y volver a la Luna 5.790 veces", ha explicado de forma más que gráfica. 

En el encuentro se ha hablado también de las tendencias en la industria de la alimentación y bebidas de cara al cumplimiento de esa Agenda 2030, tendencias que incluyen nuevas formas de plásticos, dietas flexitarianas y transparencia basada en la trazabilidad integral del producto, tendencias que demuestran la necesidad de que todos, desde el fabricante hasta el consumidor, pasando por el retailer, se impliquen en el cumplimiento de estos objetivos. 

IMPACTO EN LAS EMPRESAS

Y todo, siendo conscientes del impacto que tiene para las empresas la asunción de medidas para fomentar esta sostenibilidad. Consultados durante el Congreso, el 72% de los directivos asistentes al punto de encuentro han considerado que el reglamento europeo en materia de plásticos impactará en su negocio.

También han hablado de estos objetivos los máximos directivos de grandes empresas del sector. El CEO de Pescanova, presidente de Ecoembes y vicepresidente de AECOC, Ignacio González, ha indicado que la regulación en esta materia “fomenta la concienciación”, si bien la normativa va por detrás del consumidor, que ya es plenamente consciente de la necesidad de cuidar el planeta. Para González, la solución pasa por “seguir innovando hasta que el 100% de los materiales sean reciclables”. “Se puede eliminar mucho envase poniendo menos en la cadena de distribución y haciendo que el material vuelva al origen; es importante que la tecnología responda a ese reto para lograrlo”.

La estrategia a seguir en el uso del plástico ha centrado buena parte del debate. En opinión del director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero, “la solución no es evidente ni fácil; hay que asegurar al máximo la reutilización mientras no tengamos soluciones alternativas”. Igualmente, Rodríguez-Toquero coincidió en la relevancia de invertir en innovación para paliar el impacto de la acción empresarial sobre el entorno. Tal como ha señalado, “la eficiencia en consumo requiere mucha inversión que genera empleo y riqueza”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña