Fabricantes | Los Bancos de Alimentos piden cambiar las leyes sobre caducidad

En España se tiran a la basura 10 millones de toneladas de comida al año y al mismo tiempo se necesita cada vez más dinero para atender a los necesitados.

Un cambio legislativo reduciría el despilfarro a la mitad
Un cambio legislativo reduciría el despilfarro a la mitad

El presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), José Antonio Busto, ha solicitado una vez más al Gobierno, en esta ocasión en el Foro de la Nueva Sociedad, un cambio en la legislación que regula la fecha de caducidad de los productos de alimentación.

Según dijo, “es preciso una revisión profunda de la forma en que se establecen las fechas de caducidad y de consumo preferente”, ya que el sector es consciente de que “no están bien establecidas”. A su juicio, las empresas “se ven cada vez más presionadas” a adelantar el plazo de caducidad indicado, a pesar de que saben que no se corresponde con la realidad.

En este sentido, también exigió mayor claridad en el etiquetado, a fin de distinguir entre “fecha de caducidad, a partir de la cual si se consume un alimento el ciudadano se puede envenenar”, y “fecha de consumo preferente”, después de la cual los alimentos pueden perder ciertas propiedades pero no son peligrosos.

Busto destacó que “en Europa se tiran 89 millones de toneladas de comida al año”. En total, dijo, cada habitante desperdicia 73 kilos de alimentos anuales, lo que indica la necesidad de cambios en la legislación.

Según los datos que maneja Fesbal, el 42% de este despilfarro se produce en los hogares, el 30% en la producción, en restauración se tira el 14% y al sector de la distribución le corresponde menos del 5%.

Finalmente, Busto pidió una reflexión sobre el hecho de que si en España 10 millones de toneladas de comida terminan en la basura al año y al mismo tiempo se necesita más dinero para atender a los necesitados, el Gobierno debería legislar en este sentido.

De hecho, la UE ha fijado que para 2050 este despilfarro tendría que reducirse a la mitad, y para ello harán falta cambios legislativos, modificaciones en el envasado de los productos y más campañas de sensibilización, concluyó.

Al mismo tiempo, el presidente de Fesbal reclamó una nueva Ley de Mecenazgo que facilite las donaciones. Busto señaló que ”España concede muy pocas facilidades a las empresas y personas que realizan donaciones”, con lo que sería preciso un cambio de legislación. “En algunos países de la UE [las desgravaciones fiscales] son el doble, y en otros muchos, un tercio superior a las nuestras”, indicó.

Según explicó, los grandes convenios de su federación se firman con las industrias del sector de la alimentación, aunque un gran volumen del día a día procede del sector de la distribución.

Busto destacó las aportaciones que desde los supermercados y demás distribuidoras se realizan a los bancos de alimentos, y quiso dejar claro que lo que de ninguna manera quiere la federación es que se le asigne una dotación en los Presupuestos Generales del Estado, “como algunos han propuesto”.

“Quiero que el Gobierno busque los medios para comprar alimentos y nos los entregue”, pero no que “nos dé dinero”, afirmó Busto. La razón, prosiguió, es que “el dinero crea unas servidumbres” que la Fesbal no está dispuesta a asumir.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña