Fabricantes | El ataque de Salvados a ElPozo aún duele al sector cárnico

La Asamblea anual de Anice vuelve a reflejar la necesidad del sector cárnico de mantener la unión y de defenderse de "ataques sistemáticos". Buenos números del ejercicio 2017 para el sector..

Un operario realiza un control de calidad de la carne
Un operario realiza un control de calidad de la carne

Una vez más, el sector cárnico español se toma como gran reto defenderse de los "ataques sistemáticos" que recibe. El último de ellos ha hecho un daño especial, también por inesperado: el reportaje de Jordi Évole sobre la industria porcina y que dejó en mal lugar a una de las empresas alimentarias más importantes de España, ElPozo. "Hay que profundizar la vertebración y la unidad sectorial, seguir mejorando la imagen y la defensa de nuestros productos". Ese es el principal mensaje que se ha transmitido en la Asamblea anual de Anice, celebrada este jueves en Madrid, dejando claro que la cárnicas siguen perdiendo el sueño al sentirse en el foco de campañas orquestadas de vez en cuando en su contra.

Con los números en la mano, no hay duda de que el sector cárnico español es uno de los más fuertes del mundo alimentario en nuestro país. En la actualidad, cuenta con una cifra de negocio de casi 24.000 millones de euros (+6 respecto a 2016), lo que supone el 22,3% de toda la industria alimentaria española.

El cuarto sector industrial de nuestro país (tras el automovilístico, el petrolífero y el energético) cuenta con cerca de 3.000 empresas que dan trabajo a unas 86.000 personas. La cifra de negocio citada supone el 2,2% del PIB total español. Y otro dato que hace sentir orgullo a la cárnicas: en 2017 superaron por primera vez los 6.000 millones de euros en exportaciones, tras vender en el extranjero 2,3 millones de toneladas de carnes, despojos y productos elaborados de todo tipo. La balanza comercial es muy positiva: 477%.

En cuanto a la estructura industrial, hay que señalar que se sigue registrando año tras año un ligero descenso (-1,8%) en el número de instalaciones autorizadas, principalmente mataderos.

En su primer gran discurso en público, el recién estrenado nuevo presidente de Anice, Alberto Jiménez, no ha sido tan contundente en sus mensajes como su antecesor, Carlos Serrano, aunque no ha perdido la oportunidad para dejar varias perlas que reflejan el sentir actual del sector cárnico español.

"Hemos tenido que afrontar ataques sistemáticos a nuestra industria y a nuestros productos"

"Hemos tenido que afrontar ataques sistemáticos a nuestra industria y a nuestros productos", ha dicho Jiménez, haciendo un llamamiento a la industria para concienciarse en la defensa del sector. Así, el presidente de la patronal cárnica ha pedido seguir "mejorando la imagen y la defensa de los productos", pidiendo, ante todo, unidad entre las empresas y los principales representantes de la industria.

"Somos un sector moderno y competitivo. Somos un referente de nuestra economía y de la imagen de nuestro país. La calidad y variedad de nuestros productos conquistan los mercados españoles y extranjeros. Presentamos una estabilidad económica reseñable", ha dicho con orgullo el directivo sobre los números que ha presentado el sector correspondientes al ejercicio 2017.

"Somos un sector moderno y competitivo. Somos un referente de nuestra economía y de la imagen de nuestro país"

Además, ha destacado la "responsabilidad social" de las empresas cárnicas en favor de la seguridad alimentaria, "con compañías comprometidas en el bienestar de los consumidores".

Con el tiempo, como es natural, el 'fuego' de la crisis de marca sufrida por ElPozo el pasado mes de febrero tras el reportaje Stranger Pigs del programa Salvados se ha ido apagando, pero ha dejado huella y ha vuelto a demostrar al sector cárnico que en cualquier momento puede volver a estar en el ojo del huracán. Recuerden que todavía duele las crisis de las vacas locas o el informe de la OMS que relacionaba el consumo de la carne con el cáncer.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña