Fabricantes | Un primer paso atrás en el pacto antiazúcar

Un centenar de empresas no han suscrito el plan acordado por el Ministerio de Sanidad para reducir azúcar, sal y grasas.

Azúcar
Azúcar

Más de un centenar de empresas no han suscrito el plan del Ministerio de Sanidad acordado con fabricantes de alimentos, supermercados, empresas de restauración y vending para reducir el 10% de media el contenido de azúcar, sal y grasas. Y es que, aunque parecía algo de evidente sentido común y muy necesario para nuestra salud, sólo 398 compañías, de las 511 que estaban previstas inicialmente, han suscrito esta iniciativa, según datos publicados por el citado Departamento.

Llama la atención en este documento que, entre la relación de alimentos y bebidas incluidos en la propuesta, no figuran los refrescos con sabor a cola, las golosinas o las tabletas de chocolate, recoge Efeagro.

El Ejecutivo recuerda que el pacto ha reunido a todos los representantes del sector alimentario en su conjunto y señala que supone un "primer paso"

En todo caso, el Ejecutivo recuerda que el pacto ha reunido a todos los representantes del sector alimentario en su conjunto y señala que supone un "primer paso", si bien asociaciones de consumidores y algunos nutricionistas advierten de que su alcance es muy limitado.

Marta García Pérez, directora de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha recordado que al principio se pensó que todas las empresas iban a suscribir el acuerdo y, aunque así lo ha hecho "la gran mayoría, alguna se ha quedado fuera". "Pero el plan está abierto a todos", ha insistido.

García Pérez ha hecho hincapié en que ha sido una iniciativa "muy laboriosa" que ha requerido, además, el visto bueno de la Abogacía del Estado y Hacienda. En concreto, este documento recoge el compromiso de veinte asociaciones sectoriales para reducir sal, azúcar y grasas saturadas en cerca de 4.000 referencias, distribuidas en 57 clases de producto dentro de 13 grandes categorías: aperitivos salados, refrescos, bollería, cereales, cremas, embutidos, galletas, helados, néctares, pan envasado, platos preparados, lácteos y salsas.

UNOS ALIMENTOS SÍ, OTROS NO

El plan requiere metas concretas de reducción para cada referencia. Así, por ejemplo, dentro de los refrescos sólo entran los de sabor lima-limón sin edulcorantes; en el caso de los cereales únicamente afecta a los de desayuno infantil chocolateados y en cuanto a los helados, a los infantiles con base agua. Pizzas, hamburguesas, cremas saladas para untar, mantequillas y cualquier tipo de golosina o caramelo tampoco están incluidos.

Aldi o Burger King no figuran al no formar parte de las asociaciones sectoriales firmantes del acuerdo

Por otra parte, tampoco figuran aquellas empresas que no forman parte de las asociaciones sectoriales firmantes del acuerdo, como Aldi o Burger King. Y hay firmas que pertenecen a las patronales que no se han adscrito (en ocasiones porque los productos que fabrican no están incluidos en el plan) y grandes multinacionales que están presentes, pero cuyo compromiso en esta materia se centra en referencias concretas de su portafolio, y no en todo.

El documento incluye 102 medidas "cuantitativas", de las cuáles tres cuartas partes se concentran en la industria y la marca blanca de la distribución.

En cuanto a las cadenas de restauración los objetivos son reducir el tamaño de los sobres monodosis de azúcar y sal entre un 33% y un 50%, además de pasar a usar leche baja en grasa y desnatada en la mitad de los desayunos que sirvan. Las empresas de restauración colectiva disminuirán entre un 7% y un 20% su oferta de platos precocinados fritos en colegios, cafeterías de hospitales y centros públicos y residencias de pensión completa.

Asimismo, las compañías de vending, estarán obligadas a que la mitad de sus productos se inscriban dentro de una dieta saludable y a aumentar las botellas de agua y los refrescos sin azúcar añadido.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña