Horeca | SOS: la hostelería se vuelca para salvar la Navidad

De las estufas en las terrazas a propuestas como la de cambiar la cesta de Navidad de las empresas por vales para consumir en restaurantes.

Mesas vacías en la terraza de un restaurante
Mesas vacías en la terraza de un restaurante

El presidente de Hostelería Madrid, Juan José Blardony, ha dado a conocer una nueva campaña de la asociación por la que se propone a las empresas cambiar la tradicional cesta de Navidad que entregan a los empleados por tarjetas para consumir en restaurantes de la capital o pedir comida a domicilio con las que además se ayude al Banco de Alimentos.

"Nos estamos adaptando a esta situación. Hacemos un llamamiento para que se unan al apoyo a la hostelería y en vez de cestas, envíen tarjetas para consumir en la hostelería. Una forma de apoyo que también beneficia al Banco de Alimentos", ha explicado Blardony.

Se trata de una nueva medida para paliar la vulnerabilidad en la que se encuentran los establecimientos de hotelería como consecuencia de la pandemia, que según Blardony facturan el 50 por ciento gracias a las ayudas, pero que hay "meses críticos con empresas planteándose no reabrir", por lo que ha instado a "mantener niveles de consumo adecuados a la situación sanitaria".

Hostelería de Madrid intenta dar voz a un sector que intenta no perder el paso en unas fechas tan determinantes como son las navidades. De este modo, hace un llamamiento a los hosteleros para que entre todos intenten "reinventar la Navidad".

Todo sin dejar de lado las reivindicaciones  de los empresarios, como la rebaja del IVA hasta el 5% y la reducción del pago de los alquileres durante los periodos de cierre de franjas horarias o de limitación de usos. Los hosteleros madrileños también han pedido en los últimos días 975 millones de euros para el sector en ayudas directas de los fondos europeos de reconstrucción que corresponden a España, o la concreción de la instalación de los medidores de CO2 en los locales.

LAS MARCAS TIRAN DEL CARRO DE LAS AYUDAS

Ante la lentitud -o dejadez- administrativa y una burocracia sobrepasada por la pandemia, hosteleros y marcas han decidido ponerse manos a la obra para impulsar el sector frente a incertidumbre, cierres y prohibiciones. Este mismo martes, el Grupo Restalia  anunció un nuevo paquete de medidas a favor de todos sus franquiciados que pasan, entre otras medidas, por elaborar un plan de aprovechamiento del espacio en terrazas o la ayuda en la compra de estufas, una de las tablas de salvación del Horeca durante el otoño y el invierno que se avecinan.

En la misma línea, la compañía Mahou-San Miguel ha anunciado este miércoles una inversión que supera los 20 millones de euros para acondicionar las terrazas de más de 65.000 clientes de toda España, facilitando que puedan continuar con su actividad con la llegada del mal tiempo y de ayudar a la reapertura, con menores costes, de aquellos que actualmente han cerrado sus puertas. El paquete de ayudas incluye la realización de cerramientos para que los locales no vean mermado su espacio en invierno y la entrega de más de 22.000 estufas. 

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña