Entrevista | "La baja digitalización es un hándicap para la restauración más tradicional"

Antonio Agustín entrevista a Manuel Romero, nuevo presidente de Club Greco y jefe de la división de Hostelería en Calvo.

Manuel Romero, nuevo presidente de Club Greco
Manuel Romero, nuevo presidente de Club Greco

Nombrado en enero presidente de Club Greco en sustitución de Joao Baldaia, Manuel Romero representa los intereses de más de veinte empresas del sector alimentario con divisiones específicas dedicadas al mercado de alimentación y bebidas fuera del hogar.

Entrevista Antonio Agustín, escritor y consejero experto en gran consumo y hostelería, y bloguero en Food Retail & Shoppers.

- A. Agustín: ¿Qué papel juegan las marcas en el mercado de Food Service?

- M. Romero: Las marcas representan servicio, calidad y seguridad para el hostelero. Los equipos comerciales y los departamentos de I+D de las grandes marcas no dejan de observar, proponer e innovar para que el restaurador pueda disponer de soluciones de calidad rentables.

- A. Agustín: ¿Cómo será a su juicio la reconstrucción del sector de la restauración?

- M. Romero: Se va a producir un cambio importante en el censo de establecimientos. Como ya ocurriera tras la crisis económica de 2008/2012, la originalidad y la autenticidad marcarán quien sale adelante y quien sufrirá más.

- A. Agustín: ¿Cuáles son las principales debilidades de este sector?

- M. Romero: La baja digitalización es un hándicap en la restauración mas tradicional. Por otro lado, hay una falta importante de personal formado para sala, barra y atención al cliente.

El delivery o el teletrabajo obligan a disponer de una oferta que atienda a este nuevo consumidor. Por otro lado, la ampliación de espacios abiertos permite ver terrazas todo el año como nunca antes se había visto

- A. Agustín: ¿Y los puntos fuertes? En algunos medios de comunicación se ha hablado de que la restauración de España es de las mejores del mundo...

- M. Romero: Nuestra gastronomía es un referente a nivel mundial, pero mas allá de esto, la variedad en la oferta y la vocación al servicio hacen de España un entorno perfecto para ofrecer experiencias y felicidad.

- A. Agustín: ¿Trabajan con algún horizonte temporal?

- M. Romero: Las distintas situaciones hacen que todos tengamos que ser mas ágiles a la hora de adaptar nuestras estrategias. La mayoría de compañías ha pasado de planificar a 5 años, a hacerlo a 3 años e incluso menos.

- A. Agustín: ¿Le parece que quedarán atrás muchas empresas?

- M. Romero: Se están haciendo esfuerzos para sobrevivir a tantos meses de caída en la actividad. Todo dependerá del ritmo de remontada respecto a los resultados del año 2020.

- A. Agustín: ¿Algunas en particular?

- M. Romero: Las empresas cuyo foco sea 100% hostelería y no logren encontrar fórmulas para readaptarse.

- A. Agustín: ¿Qué pueden hacer las marcas para la recuperación de este sector?

- M. Romero: Adaptar su oferta a la nueva situación será clave. La incorporación de soluciones que permiten flexibilidad y capacidad de reacción es un valor que las marcas ponen a disposición del canal y le permite optimizar las cuentas de resultados, con la calidad y la seguridad alimentaria tan necesarias siempre y en mayor medida en las circunstancias que estamos viviendo.

- A. Agustín: ¿Es optimista con respecto al futuro?

- M. Romero: Sí. Totalmente.

- A. Agustín: ¿Le parece que los ciudadanos volverán a consumir con normalidad cuando se estabilice la expansión del virus?

- M. Romero: Sí. El consumidor ya demostró en verano de 2020 que las ganas de disfrutar siguen intactas. Con una situación mas controlada y con las medidas oportunas de seguridad e higiene, el cliente volverá a buscar esas situaciones experienciales que ningún otro entorno puede ofrecer como lo hace un establecimiento de hostelería.

- A. Agustín: ¿Qué cree que cambiará?

- M. Romero: Ya lo ha hecho. Hábitos de consumo que tanto han crecido como el delivery o el teletrabajo obligan a disponer de una oferta que atienda a este nuevo consumidor. Por otro lado, la ampliación de espacios abiertos permite ver terrazas todo el año como nunca antes se había visto. Ahí las normativas locales y una correcta convivencia hostelero-vecinal, donde el respeto entre ambos sea prioritario, serán clave para encontrar un nicho de mercado que nunca antes se había explotado de ese modo.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña