Horeca | La hostelería se manifiesta en Madrid para denunciar la crisis del sector

Pide que la Administración contemple "medidas compensatorias" para paliar las restricciones impuestas a consecuencia de la pandemia y que afectan directamente al sector.

Asistentes a la manifestación de  la hostelería en Madrid
Asistentes a la manifestación de la hostelería en Madrid

Los hosteleros se han manifestado este miércoles en Madrid para protestar por su "crítica situación". El acto ha sido convocado por Hostelería de España, Hostelería de Madrid, la Plataforma por el Ocio, España de Noche y más de 50 organizaciones provinciales de las 17 autonomías en la Plaza de Cibeles de la capital.

Esta acto de "sesibilización y protesta" pretende denunciar la grave situación que están viviendo bares y restaurantes. Al mismo tiempo, la patronal reclama la necesidad de que la Administración contemple "medidas compensatorias" para paliar las restricciones impuestas a consecuencia de la pandemia y que afectan directamente al sector. Entre ellas, la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), la reducción temporal del IVA y un Plan Estratégico de la Gastronomía.

"Somos el sector que más felicidad vende y en este momento está en una situación dramática", ha señalado José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, durante la manifestación del sector.

"Somos resilentes y polivalentes, vamos a aguantar, pero si el Gobierno no toma medidas de manera definitiva la castástrofe será de órdago, estamos hablando de posible cierres de 85.000 locales con cerca de 700.000 empleos", ha subrayado.

Los hosteleros demandan al Gobierno medidas de apoyo higiénico sanitarias siempre coordinadas con las autoridades competentes; actuaciones de apoyo efectivo al empleo y medidas de apoyo a la estructura empresarial sectorial con recursos a fondo perdido para las facturaciones inferiores al 25% de lo habitual, ampliación de dos años en los periodos de carencia de la financiación recibida por el Covid-19 y bonificaciones fiscales tanto en costes de arrendamientos y suministros, como en impuestos especiales y tasas municipales.

CRIMINALIZACIÓN

Recientemente, el sector denunciaba haber sufrido el "estigma de casos aislados con amplia difusión" en redes sociales y medios de comunicación, que sin duda exigen una acción de cierre y sanción más contundente y ejemplificadora por parte de las administraciones, pero que no puede extenderse o calificarse a todo un sector por situaciones individuales.

Asimismo, la patronal señala que no se entiende esta "criminalización" del sector, más cuando en otros países europeos se priorizan las reuniones en espacios públicos, como es la hostelería, frente a espacios privados, donde no se exigen las mismas medidas higiénico-sanitarias y se baja la guardia, cosa que no suele ocurrir en establecimientos hosteleros.

"ESFUERZO ECONÓMICO"

El sector manifiesta haber hecho "un verdadero esfuerzo económico y organizativo" para adaptar sus establecimientos, realizando "fuertes inversiones" para dar cumplimiento a las exigencias sanitarias impuestas. No obstante, tales exigencias no han venido acompañadas de un "más que obligado" Plan de Contingencia para reactivar el sector turístico y hostelero.

La patronal señala, además, que se ha exigido un "esfuerzo extra" a este sector que no ha encontrado equivalencia en la Administración, que debería haber implementado medidas de identificación, trazabilidad y seguimiento de los casos de contagio, atacando los focos iniciales de manera eficaz e incorporando otro tipo de medidas que no fueran únicamente las restrictivas y de confinamiento como ocurrió en la primera fase de la pandemia.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña