Retailers | BBVA financia una app que pretende acabar con la cola en el súper

Se trata de la firma de pagos invisibles Grabango, una startup de Silicon Valley que permite implantar un sistema de pago automático en tiendas físicas elimiando las colas. El banco ha invertido 12 millones en una nueva ronda de financiación a través de su fondo de capital riesgo Propel Venture.

Consumidor consultando su móvil en un supermercado
Consumidor consultando su móvil en un supermercado

BBVA ha liderado una ronda de inversiones en la firma estadounidense de pagos invisibles Grabango mediante su fondo de inversión de capital riesgo Propel Venture Partners, según ha informado el propio banco dentro de su estrategia de desarrollo de nuevas tecnologías.

Grabango ha lanzado la primera solución tecnológica disponible para grandes empresas que permite implantar un sistema de pago automático en tiendas físicas. Esta ‘startup’ simplifica el proceso de pago para los clientes, eliminando las colas.

Su plataforma, explica la compañía, emplea una red de computación descentralizada (o ‘edge computing’), a prueba de fallos, que permite procesar de forma precisa millones de transacciones simultáneamente. De esta forma, esta solución atiende las necesidades de los negocios que necesitan adoptar tecnologías a gran escala.

En esta última ronda de financiación ‘Series A’, la firma de Silicon Valley ha recaudado 12 millones de dólares, en una operación encabezada por Propel. La empresa ha reunido un total de 18 millones de dólares de financiación entre esta ronda y anteriores, que va a emplear en aumentar su equipo de desarrollo de productos y expandir el despliegue de su tecnología en las tiendas.

ACABAR CON LAS COLAS Y LA ESPERA EN CAJA

Will Glaser, cofundador y CTO de Pandora Radio, lanzó Grabango en 2016 con el objetivo de ayudar a los usuarios a ahorrar tiempo eliminando las colas de espera en caja. El uso del servicio es gratuito y emplea técnicas de ‘machine learning’ y visión artificial, crea una cesta de compra virtual para cada persona que visita la tienda. El registro de los productos se realiza de forma automática. El cliente puede pagar de forma tradicional en caja o bien a través de su móvil. En ambos casos, no es necesario el escaneo de productos ni su paso por la cinta transportadora, por lo que se eliminan las colas.

“Nuestro objetivo es cambiar para siempre la forma en que las personas interactúan con los productos. Tal y como nos enseñó el escritor Arthur C. Clarke, la tecnología avanzada puede ser implementada de tal forma que parece magia”, afirma Glaser, fundador y CEO de la compañía. “No queremos llamar la atención, sino más bien lograr que nuestros sistemas funcionen tan fácilmente que pasen totalmente desapercibidos”, añade.

Grabango sostiene que para conseguir este objetivo ha formado un equipo de prestigiosos expertos, procedentes de las mejores universidades y compañías tecnológicas. Su meta es desarrollar sistemas aptos para grandes empresas de distribución, que lleguen a las tiendas donde los clientes compran habitualmente.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña