Retailers | Lidl lanza su 'Listo para comer' low cost: menú del día por 3 euros

Lidl inaugura su nuevo espacio 'Listo para comer' con 14 nuevos platos. Un proyecto piloto que la compañía intentará extender por toda España para plantar cara a Mercadona en la batalla por el Mercaurante.

Lidl lanza su 'Listo para comer' low cost: menú del día por 3 euros
Lidl lanza su 'Listo para comer' low cost: menú del día por 3 euros

La cadena de supermercados Lidl ha puesto en marcha oficialmente su 'listo para comer' y entra de lleno en la batalla que se libra por la cuota de estómago del consumidor con la irrupción en el mundo de la distribución alimentaria del modelo de mercaurante, aunque en esta ocasión con algún matiz.

El primero de ellos, la zona para comer: Lidl no cuenta de momento con espacios habilitados -mesas y sillas- para reconvertir su punto de venta en una zona de restauración. Hablamos, por tanto, de un retailer con comida preparada, pero no de un 'mercaurante' tal y como lo tenemos en mente. El que quiera comer, tiene que llevarse los platos a casa (o a la oficina).

Listo para comer de Lidl
Listo para comer de Lidl

Eso no quita que no cumpla la otra función del mercaurante: dar de comer al consumidor. Lidl lo hace, y muy bien. La cadena alemana ha presentado este jueves lo que califica "la gama de platos de consumo inmediato más barata del mercado". Se trata de una nueva selección de platos precocinados, que se suman a la oferta ya existente en sus puntos de venta, colocados en un nuevo espacio de la tienda denominado 'Listo para comer'. Este nuevo córner, bastante espacioso, presenta una oferta gastronómica que suma 14 nuevas comidas preparadas a la oferta de Lidl, distribuidas en platos fríos y calientes, que incluye platos como macarrones a la boloñesa, paella, albóndigas y croquetas caseras, risotto o hamburguesa con queso (sí, vamos a poder comernos una cheeseburger en el súper). 

hamburguesaypaellalistoparacomerLIDL
Platos preparados en el Listo para Comer de Lidl

Listo para comer "nace de dar respuesta a cómo cambia la forma de consumo de los españoles: cada vez se recurre más al plato preparado y 8 de cada 10 consumidores dicen no tener tiempo para cocinar", señala Arantxa Conde, directora de Relaciones Públicas de Lidl. Y mercado no falta. Según los datos de Kantar, 47 millones de usuarios recurren a este tipo de servicio de comidas preparadas al menos 6 veces al mes. Un servicio que ha registrado un crecimiento del 10% en el consumo fuera del hogar

El nicho de mercado, por tanto, es evidente. Por eso Lidl quiere hacerlo suyo y propone una diferenciación acorde con su filosofía: el low cost. "La clave es la practicidad, la flexibilidad y la relación calidad/precio", señala Conde. De ahí que sus nuevos platos ofrezcan un menú por un precio que oscila entre los 1,19 y los 2,99 euros. O dos platos para formar el menú más completo por poco más de 3 euros.

Listo para comer en Lidl
Listo para comer en Lidl

Y con estas armas, comienza la batalla: el nombre del nuevo servicio, 'Listo para comer', es idéntico que el de la iniciativa en el mismo sentido lanzada por Mercadona. Una "casualidad", según los responsables de Lidl, que no oculta sin embargo la ambición de un retailer que no se achanta ante los grandes y que quiere entrar de forma descarada en el top 3 (que Dia se vaya preparando) con servicios cercanos al consumidor, prácticos y baratos.

En cuanto a los platos, se trata de recetas sencillas, de 'conveniencia', con 8 especialidades calientes y 6 frías -estas últimas elaboradas por la empresa Bo De Debò, el fabricante catalán de platos preparados que suministra a otros grandes distribuidores como Carrefour o El Corte Inglés. Un proyecto piloto que hace que esta cifra de 14 platos -elaborados artesanalmente con productos de proximidad y con recetas tradicionales españolas, americanas y veggie- esté abierta a la espera de las demandas del consumidor; al igual que los puntos de venta en los que se ofrece: de momento la iniciativa 'Listo para comer' arranca en 4 supermercados de Madrid pero la veremos en cada nueva apertura de Lidl a lo largo y ancho de España (ojo, que ya va camino de las 600 tiendas) y en aquellas tiendas en las que la demanda lo aconseje (piensen en un polígono industrial, una zona de oficinas o una ciudad universitaria con miles de consumidores ansiosos por degustar un menú del día por apenas tres euros). La guerra del retail por la restauración suma un adversario a tener en cuenta. Veremos quién es capaz de conquistar el estómago del consumidor español.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña