Retailers | El ecommerce cambiará la estrategia de distribución de las empresas

Según DHL, más de la mitad de las empresas se verán obligadas a cambiar esta estrategia para adaptarse al entorno del ecommerce.

Almacén logístico
Almacén logístico

La creciente evolución de la demanda ligada al comercio electrónico forzará a más del 50% de las empresas a realizar algún tipo de cambio en su estrategia de distribución antes de cinco años, según ha afirmado el máximo responsable a nivel mundial de DHL Supply Chain para el entorno ecommerce, Nabil Malouli, en una reciente visita a España.

Malouli, en declaraciones que recoge Europa Press, ha remarcado que para lidiar con esta presión, muchas compañías están optando por asociarse con operadores logísticos. En este sentido, ha remarcado que gracias a estas alianzas logran aumentar sus recursos y capacidades para escalar de forma rápida y efectiva y, así, "capitalizar todas las oportunidades del comercio electrónico", sin necesidad de hacer enormes inversiones en tecnología y reestructuración de procesos e infraestructuras.

Un informe elaborado por DHL acerca del estado actual del comercio electrónico a escala mundial, creado a partir de encuestas a 900 expertos en logística para el entorno ecommerce de grandes compañías, señala que apenas el 31% de ellas tienen ya una estrategia completamente implementada para hacer frente a los retos que trae consigo el comercio electrónico.

Además, el 70% de las empresas de consumo (B2C) y el 60% de las de negocio empresarial (B2B) siguen trabajando para la implementación completa de su estrategia. Uno de los motivos de esta situación radica en que, aunque el negocio de muchas compañías ligado al comercio electrónico crece exponencialmente, aún supone un porcentaje relativamente pequeño dentro del total de su facturación, por lo que no es una auténtica prioridad hoy para ellas.

Parámetros como la rapidez de la entrega, la flexibilidad para elegir el punto de recogida o la hora de entrega son más o menos prioritarios en función del país.

Malouli ha advertido de que esto es "un error de concepto estratégico", ya que las grandes cadenas de suministro han de evolucionar de manera significativa y hacer cambios importantes para tener una estrategia omnicanal que responda a las necesidades del consumidor de hoy y de mañana.

"No es posible construir el futuro basándonos en modelos, infraestructuras y tecnologías del pasado. Es en este contexto en el que cobra cada vez mayor sentido asociarse con operadores logísticos con probada experiencia en gestión de cadenas de suministro omnicanal, con capacidad para operar internacionalmente y una continuada apuesta por la innovación", ha explicado.

EL CONSUMIDOR, EN EL CENTRO

Por otro lado, Malouli ha señalado que en el momento actual de mercado es "absolutamente crítico" poner las expectativas de los consumidores en el centro de cualquier estrategia de comercio electrónico, aunque ha reconocido la dificultad que supone tratar de alcanzar "un objetivo en continuo movimiento", ya que las demandas de los clientes evolucionan constantemente y las empresas están bajo una enorme presión para poder cubrir sus expectativas.

"Han de adaptar continuamente sus modelos de cadena de suministro ligados al comercio electrónico para cumplir con los cambios en tiempo real, lo que se traduce en un verdadero desafío. Las cadenas de suministro deben continuar centrándose en cubrir las necesidades de los consumidores. Solo siendo lo suficientemente ágiles se pueden captar nuevos clientes y fidelizar a los existentes", ha afirmado.

Con respecto a las diferencias entre los consumidores de ecommerce de distintos países, Malouli ha defendido que no hay diferencias "especialmente significativas" en cuanto a incremento, ya que en todas las economías va incrementándose exponencialmente, aunque ha añadido que sí se observan diferencias en otros aspectos.

Así, dependiendo de la madurez de cada mercado con respecto al comercio electrónico, parámetros como la rapidez de la entrega, la flexibilidad para elegir el punto de recogida o la hora de entrega son más o menos prioritarios. "Y estas diferencias en cuanto a preferencia no se dan solo entre países, sino también entre diferentes ciudades o regiones dentro de un mismo país. Y cambian continuamente", ha apostillado.

En el caso de España, ha incidido que el mercado todavía tiene "mucho margen para crecer" y el entorno del comercio electrónico aún no está dominado por un único jugador. Por ello, ha asegurado que es un momento "muy bueno" para que las marcas y compañías se posicionen del mejor modo posible para empujar el crecimiento de sus ventas online.

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA

Respecto al grado de adopción y adaptación real que hay en la cadena de suministro con tecnologías como robótica, Big Data o Intenet de las Cosas (IoT), ha indicado que es "todavía bajo", pero se está viendo un "incremento significativo" de tecnologías como la automación y la robótica que en los próximos cinco años serán objeto de adopción masiva en el sector logístico".

En este sentido, DHL Supply Chain acaba de dar a conocer su plan Estratégico 2020-2025 en el que se incluye, entre otros factores, la inversión de 2.000 millones de euros para seguir innovando en la estrategia de digitalización de las cadenas de suministro, algo que es crítico para poder dar respuesta con agilidad y calidad a la demanda y preferencia de los consumidores en un entorno ecommerce.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña