Retailers | Aecoc alerta sobre el aumento de los delitos digitales y su impacto en gran consumo

El 22º Congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida reúne a más de 150 expertos en seguridad para analizar el impacto de los hurtos sobre el negocio de la distribución.

Alejandro Sánchez durante su intervención en el 22º congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida
Alejandro Sánchez durante su intervención en el 22º congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida

Aecoc ha alertado sobre la "alarmante evolución" de los delitos digitales y su potencial impacto sobre el sector de la distribución. Así se ha puesto de relieve en el 22º Congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida.

Este evento ha reunido este jueves en Madrid a más de 150 directores de seguridad, prevention managers y autoridades policiales para analizar el impacto de la pérdida desconocida -hurtos comerciales y errores administrativos- sobre el negocio del gran consumo y compartir estrategias de éxito para reducir su incidencia.

El director de cadena de suministro de Aecoc, Alejandro Sánchez, ha señalado que aunque el fraude informático "aún tiene un peso escaso" con respecto a otro tipo de hurtos, "su crecimiento se está disparando, llegando a ser del 46% en 2018".

RIESGOS AL ALZA

La generación de pérdidas derivadas de la digitalización del retail y la omnicanalidad es un fenómeno reciente sobre el que el Congreso ha puesto el foco. La atomización de los canales de venta dificulta la gestión del stock y multiplica los riesgos, ya sea por errores administrativos o por la proliferación de fraudes en las formas de pago, devoluciones o uso de tarjetas de fidelización, por ejemplo.

El fraude digital equivale al 0,8% de la facturación anual de la distribución

Pero el fraude digital es solo una de las variables dentro de la pérdida desconocida, que tiene un impacto equivalente al 0,8% de la facturación anual de la distribución. Tal y como ha recordado Sánchez, cada año se pierden unos 1.800 millones de euros por este fenómeno, de los que el 78% corresponden a hurtos -58% externos y 20% internos- y el 22% a errores de gestión. "Se trata de una cifra que daña a la productividad de las empresas y que debe preocupar también a los ciudadanos, ya que supone un sobrecoste de 100 euros al año por hogar", ha apuntado el portavoz de Aecoc.

Al impacto de la pérdida desconocida sobre la facturación de las empresas hay que sumar las inversiones que éstas hacen en sistemas de prevención, que equivalen al 0,6% de las ventas de los distribuidores, y que en las categorías más afectadas, como gasolineras y detallistas de ferretería y bricolaje, superan el 1% de su negocio.

CONCENTRACIÓN EN GRANDES CIUDADES

Sánchez ha destacado el descenso del 0,75% anual de los hurtos en España en los últimos cuatro años. Sin embargo, ha apuntado al fenómeno de concentración que está produciendo en las grandes ciudades. En este mismo periodo temporal, los robos en Madrid han crecido a un ritmo del 1,27% anual, mientras que en Barcelona lo han hecho al 4%, con un repunte del 10% en 2018. "El asalto a turistas es la principal explicación de esta evolución, pero los delitos en comercios también han crecido porque son vasos comunicantes. La delincuencia se desplaza de un terreno a otro con facilidad”, ha explicado.

Es por eso que Sánchez ha recordado las peticiones de Aecoc para revisar el tratamiento del hurto en la legislación. La Asociación encabeza las reclamaciones por una reforma urgente del Código Penal para abordar la multirreincidencia del delito leve de hurto -aquellos en los que el valor de lo sustraído no supera los 400 euros- para convertirlo en un delito agravado y, así, sancionar severamente la delincuencia profesional y organizada.

"La aplicación de estrategias y políticas que permitan rebajar la pérdida conocida hasta los niveles de países líderes de la Unión Europea supondría un ahorro de 700 millones de euros al año"

Alejandro Sánchez, director de cadena de suministro de Aecoc

Alejandro Sánchez ha concluido que la aplicación de estrategias y políticas que permitan rebajar la pérdida conocida hasta los niveles de países líderes de la Unión Europea supondría un ahorro de 700 millones de euros al año. "La pérdida desconocida es una amenaza a la eficiencia y la competitividad del sector, reduce la capacidad inversora de las empresas, su potencial de crecimiento, la generación de empleo, y, en el caso de las pymes, puede poner en riesgo su viabilidad", ha recalcado.

AMENAZAS Y OPORTUNIDADES

Las empresas convocadas en el Congreso han debatido también sobre los retos que abre el nuevo entorno digital y omnicanal en el que se mueve el retail actual en términos de pérdida desconocida y control del inventario. "Este nuevo contexto online afecta a la gestión del stock. El gran reto es ser creativos en el diseño de nuevos procesos válidos para esta nueva realidad y que sean conocidos por el personal", ha indicado el director legal de Kiabi España, Francisco Bernabéu, quien ha asegurado que el fraude online aún es menor comparado con el robo en tienda.

Por su parte, el director de control de Stock de Mango, Miguel Rivero de Aguilar, ha asegurado que la tecnología RFID es hoy "la herramienta que permite un mejor control sobre el stock de artículos y dar al cliente una respuesta sincera sobre la disponibilidad del artículo".

El principal delito que se produce en el mundo online es el fraude en las formas de pago

Asimismo, ha indicado que el principal delito que se produce en el mundo online es el fraude en las formas de pago. "Hemos tenido que crear una herramienta específica sobre formas de pago para identificar a los buenos clientes y arrinconar a los que tratan de engañarnos, y eso nos ha llevado a un incremento de las ventas digitales y una mayor satisfacción de los compradores honestos", ha concluido.

SEGURIDAD EN EL TRANSPORTE

El Congreso también ha dedicado una mesa de debate a analizar la seguridad en carretera. El Jefe del Grupo de Patrimonio de la Unidad Técnica de la Guardia Civil, el capitán David Aguilar, ha destacado cómo en los últimos años ha caído el número de asaltos en carretera reportados y, en 2018, el 99% de los hurtos fueron con fuerza, por solo el 1% de casos en los que hubo violencia. Según los datos de la Guardia Civil, los alimentos son los artículos más robados -en el 86% de los casos-, seguidos de paquetería (73%) y bebidas alcohólicas (47%).

El representante de la Benemérita ha advertido sobre la proliferación de nuevos modos de actuación de las bandas organizadas, como el sistema 'policía full', en la que los delincuentes se disfrazan de policías para detener a potenciales víctimas y hacerse con la mercancía, o los 'surferos', en los que el vehículo de la banda se acerca en marcha a la parte trasera del vehículo para sustraer la carga.

Casi el 40% de los casos se produce en la Comunidad de Madrid. Por otra parte, según los datos de la Policía Nacional, el 56% de los delitos en carretera se producen contra camiones, mientras que el 37% que se dirige a las furgonetas de reparto.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña