Retailers | Seguir el movimiento 'comida desnuda': todo un acierto

Un supermercado New World de Nueva Zelanda que ha eliminado los plásticos de frutas y verduras, está incrementando notablemente sus ventas.

Frutas y verduras en un supermercado
Frutas y verduras en un supermercado

La eliminación de plásticos de un solo uso en los supermercados, lejos de acarrear pérdidas a estos establecimientos está empezando a generar justamente el efecto contrario. Así lo corrobora un supermercado de la cadena New World en Bishopdale (Nueva Zelanda), que está viendo cómo sus cifras de negocio están teniendo resultados positivos inesperados.

La compañía se ha sumado a la iniciativa que ya se denomina 'comida desnuda' y que consiste en quitar todos los envoltorios de plástico a frutas, verduras y otros alimentos naturales. Y la reacción de los compradores ha sido realmente buena.

A los compradores lo que siempre les ha gustado es poder oler y tocar frutas y hortalizas, algo que era habitual hace pocas décadas

De hecho, el sentido común dirige esta reacción ya que a los compradores lo que siempre les ha gustado es poder oler y tocar este tipo de productos, algo que era habitual hace pocas décadas. Además la visión del producto, obviamente, también gana con esta medida. Lo cierto es que, según sus propias opiniones, han "vuelto a la niñez" con estas sensaciones.

Nigel Bond, propietario del citado establecimiento New World, reconoce que tenían cierta "preocupación" cuando retiraron los envases plásticos y cambiaron el lineal de frutas y verduras, mostrando al natural estos productos. Sin embargo, asegura que ha sido uno de los mejores cambios que ha podido hacer la compañía y que él ha visto en sus 30 años de experiencia en el sector.

"Año tras año hacemos un seguimiento y tras presentar el nuevo concepto, hemos notado que las ventas de cebolletas, por ejemplo, aumentaron en un 300 por ciento", explica. "Puede haber otros factores en juego, pero también hemos detectado incrementos similares en otras variedades de vegetales como la remolacha y los rábanos", apostilla.

MANTENER FRESCOS LOS ALIMENTOS

La compañía instaló un nuevo sistema de estanterías de refrigeración para exhibir así frutas y hortalizas frescas junto con un proceso conocido como "nebulización" para ayudar a mantener frescos los artículos.

"Las verduras contienen un 90% de agua y los estudios han demostrado que los productos sometidos a estas condiciones no solo se ven mejor, conservan su color y textura, sino que también tienen un mayor contenido de vitaminas", afirma Bond, añadiendo que también han instalado un sistema de ósmosis inversa que trata el agua eliminando el 99% de todas las bacterias y el cloro.

New World está probando, además, otras alternativas a las bolsas para el marisco y las bandejas de charcutería a base de fibra

Casi una decena de supermercados New World en la Isla del Sur han seguido ya el ejemplo de Bishopdale, un movimiento que forma parte de un conjunto de prácticas sostenibles adoptadas por el propietario de New World Foodstuffs. La compañía está probando, además, otras alternativas a las bolsas para el marisco y las bandejas de charcutería a base de fibra.

Está claro que esta tendencia ha llegado para quedarse y que los consumidores la agradecen. En España los grandes distribuidores y fabricantes también están trabajando para reducir el plástico de sus lineales y productos. El año 2025 es el horizonte que se han marcado para ganar esta batalla. Iremos viendo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña