Retailers | Vinalium prepara 11 aperturas para este verano

La cadena más grande de tiendas de vinos y licores de España, con centros en Cataluña, Madrid y Málaga, centra ahora su atención en el corredor mediterráneo.

Interior de una tienda de Vinalium
Interior de una tienda de Vinalium

Vinalium, la cadena más grande de tiendas de vinos y licores de España, tiene en marcha 11 aperturas durante este verano. Tras varios años consolidando la franquicia en Cataluña, fue durante el año pasado cuando la enseña abrió sus primeras tiendas en Madrid y Málaga. Ahora, las inauguraciones previstas están muy centradas en el corredor mediterráneo, en concreto en Castellón, Valencia capital (donde estrenará tres establecimientos), Burjassot, Gandía, Murcia y Fuengirola. Además, se ultiman tres aperturas en las ciudades catalanas de Manresa, Blanes y Barcelona. Con esta nueva apertura en Barcelona, la firma llegará a los 14 establecimientos en la Ciudad Condal.

Según explica la compañía, la Comunidad Valenciana es su "gran apuesta" para 2019. De hecho, ya tiene dotado el presupuesto para la apertura de 10 tiendas en la zona. En menos de dos meses verá la luz el primer establecimiento, en Burjassot, que pasará a ser el de mayor dimensión de la cadena, con un local de más de 250 m2 y 2.000 referencias. Posteriormente seguirán las aperturas en Gandía, Castellón, y Valencia capital, y la compañía continúa en la búsqueda de locales para su implantación en la región.

AUTOEMPLEO Y ESPECIALIZACIÓN

Este ritmo de expansión se debe, indica la empresa, a las "ventajas" que la cadena ofrece tanto a los franquiciados como a los clientes. Para los primeros Vinalium ofrece "un concepto muy potente para el autoempleo", "una importante imagen de marca, cada vez más sólida, una operativa sencilla y un soporte constante que permite emprender sin experiencia o conocimiento previo del sector". Por su parte, los segundos "encuentran en estas tiendas la atención, la especialización y la oferta de lo más destacado del panorama vitivinícola a los mejores precios del mercado".

Para integrase a la compañía, el futuro franquiciado firma un contrato con la matriz de cinco años de duración (prorrogables), con una inversión entre 30.000 y 40.000 euros en función de los metros cuadrados de la tienda y su capacidad de stock, además de implantarse en centros urbanos con más de 25.000 habitantes. Preferiblemente se buscan locales a pie de calle y de entre 60 y 100 metros cuadrados. Una vez dentro de la red los franquiciados no tienen ningún royalty o cuota mensual.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña