Shoppers | Desayuno, comida y cena: estos son nuestros hábitos

Platos "para compartir" o "cambio de rol" de algunos otros son las tendencias de los últimos años, según un estudio del Mapa.

Alimentos dulces y salados para un desayuno
Alimentos dulces y salados para un desayuno

En los últimos años, los consumidores españoles han modificado sus hábitos de consumo en el hogar, lo que afecta a las principales comidas del día. Según el Informe de consumo alimentario 2017 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa) entre las tendencias más marcadas figuran la preferencia actual por los platos "para compartir", el "cambio de rol" de algunos otros o el postre como uno de los momentos "más perjudicados".

Empecemos por el principio. El desayuno se sitúa como el momento que genera mayor hábito de consumo dentro del hogar. De hecho, el 94,4 % de los españoles desayunan algo en casa con una media de seis veces a la semana.

El desayuno salado gana puntos en los últimos años y se observa un mayor consumo de aceite, fiambres y pan

Además, este análisis pone de relieve cómo el desayuno salado gana proporción de ocasiones de consumo de unos años a esta parte. Mientras en 2012 el porcentaje se situaba en el 14,3%, en 2017 se ha observado un incremento que llega al 19,1%. Ello ha hecho que se eleven las ocasiones de consumo de productos como fruta, aceite, fiambres y embutidos, así como el pan. Por el contrario, los productos dulces como bollería, galletas, cacao, mantequilla/margarina o mermeladas decrecen (del 85,7% en 2012 al 80,9% en 2017).

PLATOS PARA "COMPARTIR"

El informe también apunta que se dan menos ocasiones de consumo en comidas y cenas, con menos platos caseros y más platos preparados comprados listos para consumir, picoteo y bocadillos. Las motivaciones para el consumo de platos son el placer y la conveniencia. Asimismo, la búsqueda de la practicidad es cada vez mayor en el momento de ponernos a cocinar.

La búsqueda de la practicidad es cada vez mayor en el momento de ponernos a cocinar

Dentro de casa cada vez optamos más por platos para compartir/acompañar, en concreto han crecido casi un 23% respecto al año 2012; en cambio prescindimos del menú tradicional estructurado por un entrante, plato principal y postre. El decrecimiento de las ocasiones de consumo de platos principales arrastra principalmente al pescado y a la carne, lo que explica el descenso en su compra que se viene detectando a corto y largo plazo.

Como consecuencia de esta tendencia hacia el consumo más desestructurado en comidas y cenas, el postre es uno de los momentos más perjudicados, reduciéndose un 4,4% las ocasiones de consumo desde 2012 afectando sobre todo a frutas y yogures, categorías que han tenido que buscar nuevos momentos de consumo, como la fruta.

UN "CAMBIO DE ROL"

En concreto, los platos principales que están creciendo, según el informe, son étnicos, tortillas o pizzas así como las ensaladas/ensaladillas que pasan de ser un entrante o primer plato a plato principal, es decir, los platos cambian de rol y se adaptan a las nuevas formas de consumo. Los platos étnicos, pizzas y huevos o tortillas se incrementan como platos para compartir y como entrantes y primer plato.

Hábitos de consumo alimentario en el hogar
Hábitos de consumo alimentario en el hogar / Mapa

En todo caso, este análisis concluye que la dieta de los españoles sigue siendo "sana y equilibrada". La ensalada verde es el plato más consumido, le siguen las pizzas, así como la ensalada de tomate. Del sector cárnico es la pechuga de pollo quien aparece en cuarta posición, y del sector de la pesca encontramos la merluza. Legumbres y pastas también alcanzan una "importante cuota".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña