Trendrinks | El gin-tonic vacía sus copas después de unos años dorados

Eric Laborde, CEO de Pernod Ricard España, apuesta por impulsar nuevos hábitos de consumo. Cree que con el impulso y la transformación la compañía está en disposición de recuperar cuota.

El sector de las bebidas espirituosas no pasa por su mejor momento, con un estancamiento general del que no escapan las ginebras a pesar de haber tirado del carro durante los años dorados del gin-tonic.

En un encuentro con los medios, el CEO de Pernod Ricard España, Eric Laborde, ha desgranado algunas claves sobre su visión del presente y el futuro del sector. Laborde destaca que en una dinámica de retroceso general -el whisky ha disminuido el 1 por ciento y el ron un 2 por ciento- la ginebra tampoco se salva de la quema con un retroceso de un punto porcentual. "El fenómeno se ha acabado", sentencia Laborde que recuerda ni siquiera las ginebras saborizadas han podido mantener el tipo.

"La única categoría que está yendo bien -destaca el director general de Pernod- es la de los licores", reflejando la subida del 4 por ciento que ha experimentado la gama en los datos disponibles hasta el pasado mes de noviembre. 

En cuanto a su compañía, Laborde habla de estabilidad aunque sufriendo los impactos negativos que ha vivido el sector. Pernod Ricard ha perdido dos décimas de cuota de mercado pero se mantiene por encima del 20 por ciento, cinco puntos más que su inmediato competidor. El CEO de la compañía achaca este descenso al hecho de no haber contado con una marca potente en un sector por entonces en crecimiento, el de las ginebras saborizadas. "Ahora sí la tenemos -recuerda-, y con Beefeater Pink estamos en proceso de ganar cuota de mercado"

FACTORES DE ESTANCAMIENTO

Eric Laborde recuerda que, en los últimos meses, han sido varios los impactos que han afectado al sector de las espirituosas: envejecimiento de la población, interés creciente por la salud y una menor vida nocturna se han notado en los resultados de las compañías. "La inestabilidad política tampoco facilita el negocio para ninguna empresa", añade Laborde en relación a los últimos acontecimientos vividos en España.

Para remontar esta situación, Pernod Ricard propone una doble estrategia: Impulsar el negocio actual y transformar al mismo tiempo la compañía. 

En este sentido, Eric Laborde aboga por impulsar la gama de lujo de la compañía, "el consumidor español bebe menos, pero mejor"; y diferenciarse con los productos que forman parte de su portfolio y que han llegado para marcar diferencias, como la propia Beefeater Pink o la crema de chocolate Ruavieja

En cuanto a la trasformación, el directivo apuesta por continuar la dinámica de ofrecer nuevos servicios que puedan monetizarse. En esta línea, recuerda las iniciativas desarrolladas por la empresa como el lanzamiento de Apps para el móvil o la creación de una web de ocio para que los clientes puedan encontrar su plan ideal. Adaptarse o morir. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña