Firma invitada

| Reflexiones de negocio: el Covid-19 alteró los parámetros de explotación | -

Francisco Fernández Reguero, economista y director en Tiendanimal. El Covid-19 ha alterado nuestras vidas y ha supuesto una revolución para todo el retail. Este nuevo escenario ha modificado los hábitos sociales y de trabajo que teníamos.

Consumidora en un supermercado
Consumidora en un supermercado

Sectores estratégicos de primera necesidad, como la distribución alimentaria, estuvieron prestando sus servicios y chocaron de frente con la nueva realidad. Los negocios tuvieron que evolucionar de forma súbita hacia ese nuevo cliente.

Ahora suenan con más fuerza o constituyen valores de negocio conceptos como seguridad, limpieza, aglomeración, tiempo de permanencia, aforo, cobro rápido, colas, distancia de seguridad, digitalización, información, salud, medios de protección, digitalización, ecommerce, servicio a domicilio, pedido telefónico, pago con tarjeta...

La experiencia de cliente y el contacto físico tendrán que esperar. Habrá que potenciar la experiencia digital -en el lineal, en las pantallas de tiendas, en las webs- y los buenos contenidos cobrarán gran relevancia -simples, cercanos, en lenguaje llano-. Una atención rápida y eficaz por medios electróni- cos o de voz -call center- serán vitales para todos los negocios en estas etapas de post confinamien- to, al igual que lo fueron días atrás.

PANORAMA GENERAL DEL NEGOCIO

No se puede decir que éste vaya a ser un mal año de facturación. Posiblemente, sea el mejor año de la historia del sector de la distribución alimentaria en su conjunto. Pero los resultados finales de la explotación estarán mediatizados por el nivel de concentración de la facturación en ciertas categorías -productos de primera necesidad y muy básicos, bajos márgenes; ausencia de ventas de bazar, menor margen de tienda-. También se verán afectados por el entorno de captación del operador: rural, urbano, costa...

¿QUÉ SE ESPERA DEL VERANO 2020?

¿Quién viaja? ¿A quién le apetece viajar? La desconfianza, el miedo a lo desconocido, a salir de tu zona de control en la que vives confinado desde hace tiempo se ha instalado.

¿Y del comercio, del retail, qué me dices? Del bullicio de sus avenidas comerciales, de los parques y centros comerciales, del cine, espectáculos, etc. ¡Qué triste! ¿Verdad?

EXPECTATIVAS SOBRE EL TURISMO.

La España alegre, festiva, de sol y playa, cultural, la de rica gastronomía, la que recibe anualmente más de 83 millones de turistas del exterior... ¿Qué será de ella?

Nuestros pueblos o ciudades de costa, de la sierra, del interior llenos de los hijos de los que emigra- ron a la ciudad, campings de costa o del interior... muchos viven esperando la llegada de la tempora- da estival. ¿Qué me decís de nuestras islas, Canarias y Baleares?

Para la mayoría de estos negocios, el invierno de otros años no habrá acabado, y éste ya fue bastan- te catastrófico. Los bajos ingresos se prolongarán. Muchos no abrirán nunca más. La economía de éstos se resentirá de forma muy importante.

El turismo de interior será escaso; nada de bullicio en la costa. El turismo exterior, apenas inexisten- te. Las segundas residencias se ocuparán parcialmente. La desconfianza, el miedo a lo desconocido, a salir de tu zona de control, sigue presente.

Por el otro lado, muchos urbanitas se sienten seguros en sus ciudades. Allí, el cliente se enfrenta a espacios y recorridos conocidos. En estos entornos, la temporada estival proporcionará mejores ingresos a esos negocios, cuando en otros años eran de baja de actividad.

¿QUÉ FUE DEL “LISTO PARA LLEVAR”?

El nuevo frente abierto por la gran distribución para ganar cuota del gasto familiar es el ‘’listo para llevar’’. La pandemia ha dejado prácticamente paraliza- das las iniciativas de éstas nuevas secciones en los establecimientos, al igual que quedó parado el sector de la restauración. A la vuelta, y poco a poco, emergerá con fuerza frente a una restauración con aforos reducidos y bastantes establecimientos cerrados.

El gasto familiar en alimentación y bebidas fuera del hogar de los residentes en España en 2018 fue de 34.539,32 millones de euros (1.029,2 euros por persona).

Durante 2020, y ya en los siguientes años, una parte de esta tarta acabará en los grandes distribuido- res alimentarios: Mercadona, Lidl, Eroski, Carrefour, Alcampo, etc. A los distribuidores locales o regio- nales, coger parte de esta tarta les costará, especialmente los que operan más en el mundo rural.

¿QUÉ PASARÁ CON LOS DISTRIBUIDORES DE GRAN CONSUMO?

La afectación de la crisis irá por “barrios”. Los negocios muy implantados en zonas turísticas tendrán un mal año. Deberán luchar por captar más cuota de mercado o bien cerrar temporalmente. Probablemente, no sea tan relevan- te la captación de negocio que les revierta de la restauración.

Dia respondió perfectamente a lo que exigía el cliente: proximidad y negocio online. Al final, Mercadona con sus implantaciones urbanas y sus acertadas decisiones en la crisis, acabará ganando la partida, frente a las ligeras pérdidas de cuota en los pe- ríodos de confinamiento.

Los negocios de proximidad, de corte urbano, y hasta el comercio tradicional están en auge. Estos han sido los grandes beneficiarios del gasto familiar, además del negocio online. Han emergido con fuerza las cadenas regionales de supermercados -proximidad y cercanía- y DIA, que lastraba sus problemas, pero con una gran capilaridad. DIA respondió perfectamente a lo que exigía el cliente: proximidad y negocio online. Al final, Mercadona con sus implantaciones urbanas y sus acertadas decisiones en la crisis, acabará ganando la partida, frente a las ligeras pérdidas de cuota en los pe- ríodos de confinamiento.

¿QUÉ DEFRAUDÓ TERRIBLEMENTE A LOS CLIENTES?

La poca escalabilidad general de los negocios online de gran consumo. No tener un gran desarrollo de este negocio en el sector obligó a muchos clientes a salir a realizar sus compras a la calle, cuando realmente no les apetecía. Pienso que los distribuidores han tomado buena nota de las consecuencias y que éstas les marcan un camino a seguir. Ahora es cuando se espera la gran expansión del canal online en la distribución alimentaria.

¿Qué hubiese ocurrido si cien colmenas de Mercadona hubiesen estado a pleno rendimiento para atender las solicitudes de clientes? De todas las crisis se aprende. Al final, los comercian- tes que reaccionan de forma rápida para atender las necesidades de sus clientes prosperan; el resto languidece o muere.

Francisco Fernández Reguero, economista y director en Tiendanimal.

(*) Este artículo pertenece al Suplemento Post-Covid del Anuario de la Innovación de Food Retail & Shoppers. Descárgalo GRATIS aquí.

Clic aquí si quieres hacerte socio y conseguir tu ejemplar del Anuario de la Innovación de FoodRetail & Shoppers. 

Sobre el autor

Tendencias, análisis, movimientos del retail... Cualquier experto del gran consumo tiene su hueco en FoodRetail & Shoppers.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña