Blog_Legal_Ontier Ontier

| La nueva financiación sostenible: fondos private equity en el sector agroalimentario y la distribución | -

Luis de Osuna Hervas. Counsel Ontier sector agroalimentario y distribución. Tenemos por delante 12 meses intensos en dónde el nuevo escenario post covid19 nos traerá movimientos en el sector, con el protagonismo de los fondos de Private Equity y la participación de nuevos inversores en un sector muy dinámico y en crecimiento como nuestro sector agroalimentario.

Los supermercados amplían su surtido de alimentación y limpieza en 2021
Una clienta en un supermercado

Cuando ya llevamos varios meses transcurridos en este 2021, y se ha cumplido un año de la declaración del estado de alarma, podemos decir que el entorno Covid-19 nos ha cambiado en nuestra forma de consumir, el sector del gran consumo ha cambiado pero los verdaderos cambios los experimentaremos en los próximos años, la era post-covid19 será intensa y más competitiva que nunca. Por tanto a las empresas agroalimentarias y de la distribución, les toca planificar de forma diferente, con incertidumbre y mayor competencia pero también con la seguridad que la demanda de alimentación crecerá en las próximas décadas.

Las estrategias de la industria agroalimentaria siguen basadas en la diferenciación, la calidad y el precio, pero también la digitalización, la dimensión y la internacionalización. Además el entorno será más exigente y la normativa que afectará a las empresas evoluciona constantemente para lograr una mayor seguridad alimentaria y un entorno más sostenible, dentro de la estrategia Green Deal marcada por la Unión Europea. La “Farm to Fork Strategy” (De la Granja a la Mesa) marca ya el funcionamiento de la cadena agroalimentaria en todo el continente, con el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la protección del medio ambiente. En este sentido la financiación de las empresas cobra un relevante papel de cara al futuro.

La Unión Europea destinará 140.000 millones en ayudas y créditos blandos a los que tendrá acceso España durante los próximos tres años y tienen como objetivo un modelo empresarial en un entorno más sostenible medioambientalmente, más digital y dónde la innovación sea también un factor clave, líneas establecidas por la Unión Europea para nuestro sector agrario y agroalimentario, y por tanto capaces de optar a estos fondos Next Generation, estableciendo alianzas con otros sectores (energético, tecnológico e innovación, cooperación internacional…).

Financiación sostenible: Fondos e Inversión Privada

En el ámbito financiero, también las inversiones deberán ser sostenibles, la normativa de divulgación de las finanzas sostenibles (SFDR) data de 2019, y el 10 de marzo de este año ha entrado en vigor el Reglamento (UE) 2019/2088, sobre divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros, que obliga entre otros a las gestoras de activos, fondos de pensiones, asesores de inversión etc. a la evaluación de la sostenibilidad medioambiental y social de sus productos y de cómo medir sus estrategias ecológicas, estando previsto el próximo año se apruebe la transparencia sobre inversiones sostenibles.

Esto significa que la estrategia de las compañías para lograr una financiación adecuada deberán estar orientadas a la sostenibilidad medioambiental. Este aspecto facilitará la financiación de las inversiones, la entrada de capital y la viabilidad de la compañía en el largo plazo; más aún cuando la financiación tradicional de las entidades financieras desde hace unos años ha dejado paso a otros vehículos de financiación, como los fondos Private Equity e inversores privados que han visto en el sector agroalimentario uno de los grandes motores de nuestra economía, y desde la crisis del Covid19 se ha acentuado aún más esta situación, al ser un sector refugio en momentos de crisis. Los fondos especializados en el sector basados en agro + tech + innovación son vehículos de financiación para empresas de mediana y gran dimensión que ayudan a su transformación y modernización.

Sólo tenemos que ver las operaciones que los fondos están realizando en los últimos años dentro del sector, para afirmar que es la vía más ágil y especializada para lograr los objetivos de financiación de las compañías de forma más eficiente. La presencia de fondos especializados en el sector ha permitido a la industria agroalimentaria española crecer de forma ágil, ejemplos de ellos pueden ser las operaciones de MCH con Llusar recientemente, Prosur o Europastry, o del fondo Miura en cítricos con Citri&Co, o fondos activos en el sector como Proa, Dea Capital, Nazca, Partners Group …etc. O también fondos especializados como Panda Agriculture & Water Fund. Por otro lado el sector de la distribución y retail alimentario no ha sido hasta ahora el objetivo de los fondos o grupos inversores, aunque también se han producido operaciones conocidas en los últimos años como la de GM Food o DIA que se han caracterizado por la entrada de capital en este caso extranjero en el retail español y ello pese a la alta competitividad y trabas en muchos casos legislativas. Sí es más habitual en el ámbito de la financiación de los retailers españoles ver operaciones inmobiliarias de sale & leaseback con fondos principalmente de capital extranjero.

El mercado español está en alza, los fondos se estima disponen de aproximadamente 5.000 mill. De euros para invertir en la empresa española y una gran parte de ello se destinará al “sector agro”. La situación actual favorece esa aceleración en la entrada de fondos, lo que va a propiciar más operaciones en los próximos meses.

Los procesos de M&A van a seguir produciéndose en los próximos años, incluso en la distribución, dónde se pueden dar sorpresas en los próximos meses

En este sentido el sector hortofrutícola (fruta y verdura fresca) es uno de los grandes objetivos de los fondos, la alta demanda y la escasez de suelo productor le da más valor aún, por tanto su producción e industria seguirá concentrándose y apoyándose en fondos de capital que les permita ganar dimensión a través de procesos de M&A y especialización, en un mercado con alta demanda extranjera y grandes márgenes.

En la actualidad en el sector agroalimentario se están pagando múltiplos de ebitda entre 6 y 8 veces, llegando ha alcanzar entre 10-12 veces en el caso de empresas con gran valor tecnológico y de innovación. Los procesos de M&A van a seguir produciéndose en los próximos años, incluso en la distribución, dónde se pueden dar sorpresas en los próximos meses y más aún cuando la situación en el canal HORECA se restablezca y la pérdida de lo que se ha ganado meses antes pase factura a aquellos distribuidores que no hayan previsto la nueva forma de consumir de sus clientes cuando estemos en la era PostCovid. No desaparecerá la tienda física pero el consumo será diferente, el consumidor será más digital. Actualmente los fondos están analizando operaciones en el sector que pueden ver la luz en los próximos 12 meses.

No desaparecerá la tienda física pero el consumo será diferente, el consumidor será más digital

Cooperativas

Mi última reflexión en este apartado de financiación y procesos de entrada de fondos en el capital social de las compañías va dirigido al mundo cooperativo.

También en los próximos años deberíamos asistir a esa tan ansiada integración de cooperativas de tamaño medio en nuestro sector, de no hacerse estarán abocadas a la desaparición muchas de ellas. La falta de profesionalización y la mirada conservadora y localista en muchos casos de socios consejeros de cooperativas, pueden impedir los procesos e incluso hacer desaparecer su propia cooperativa al no abordar los procesos de integraciones que les permitan ganar dimensión, ahorrar costes y competir adecuadamente en el sector dónde operan.

Desde ONTIER y nuestro equipo especializado en Agrifood, consideramos que las cooperativas agroalimentarias (y las pocas que quedan en la distribución de detallistas de alimentación) deben plantearse a futuro ganar dimensión a través de procesos de fusión e incluso algunas de ellas poder transformar su régimen societario para dar posibilidad a la entrada de capital externo que les permita crecer con mayor rapidez, modernizar sus estructuras y sus procesos, profesionalizar la gestión e internacionalizarse.

En resumen, tenemos por delante 12 meses intensos en dónde el nuevo escenario post covid19 nos traerá movimientos en el sector, con el protagonismo de los fondos de Private Equity y la participación de nuevos inversores en un sector muy dinámico y en crecimiento como nuestro sector agroalimentario.

Luis de Osuna Hervas. Counsel Ontier sector agroalimentario y distribución

Sobre el autor

Bufete internacional de abogados. Su área agroalimentaria pretende dar respuesta a a las necesidades de asesoramiento legal a las compañías que operan dentro de los distintos eslabones de la cadena alimentaria. Está presente tanto en España como en el exterior, especialmente en países de nuestro entorno y Latinoamérica.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña