blog-paco-borras-frescos Paco Borrás Escribá

| ¿Por qué los habitantes del Reino Unido comen menos cítricos per cápita? | -

Un descenso de consumo que puede convertirse en un problema del salud ante el que las autoridades deberían tomar medidas.

Cítricos
Cítricos

Independiente de análisis más profunda que departamentos de análisis estadísticos, bien de empresas privadas o de instituciones públicas harían con más medios, hemos realizado un somero análisis basado en las estadificas de los últimos años que nos proporciona la herramienta TRADEMAP, que está avalada por la Unión Europea, la ONU y la OMC.

Hemos analizado el consumo per cápita de cítricos, de 5 países de la Unión Europea durante los años que llevamos de este siglo. Hemos elegido cinco países que no tienen ninguna producción local de cítricos y que se encuentran en niveles de renta bastante similares, al menos en cuanto a la capacidad de compras de alimentos frescos.

Aunque el peso en su comercio de cítricos de las reexportaciones es relativamente pequeño, hemos tomado como base de consumo la operación de importaciones menos exportaciones. Por otro lado desde el punto de vista histórico en cuanto al consumo de cítricos es una realidad que los dos primeros países que importaron cítricos de forma masiva fueron Reino Unido y Alemania, mientras que los países escandinavos se incorporaron con posterioridad a este comercio. Si bien en este caso nos hemos limitado a analizar los datos del actual siglo.

Fuente: Trademap y estadísticas de población
Fuente: Trademap y estadísticas de población

Las diferencias son muy claras y vemos como los tres países escandinavos mantienen una posición estable por encima de los 15 kilos, Alemania con una ligera tendencia a la baja pero está cerca de los 13 kilos y el Reino Unido tiene la tendencia la baja más acusada de los tres analizados y se acerca a los 10 kilos per cápita.

En mi opinión, en el Reino Unido su Ministerio de Salud debería de empezar a preocuparse seriamente de esta tendencia, pues con toda seguridad a largo plazo va a observar efectos directamente negativos en la salud de la población por este consumo tan bajo de cítricos.

Explicar a fondo esta situación merecería como he dicho al principio un sesudo estudio que considerara diferentes aspectos del tema, pero me voy a atrever a nombrar algunas razones, consciente del alto grado de atrevimiento que supone.

El precio de venta al público de los cítricos en el Reino Unido es siempre más caro que en los otros cuatro países que hemos analizado, si el análisis lo hacemos en precio por kilo y esta situación es mucho más evidente en los supermercados modelo ingles.

En estos supermercados, en primer lugar tenemos que analizar las presentaciones que en el lineal de estos en el Reino Unido y las que hay en los otros cuatro países o en los supermercados que otros modelos europeos tienen en el Reino Unido. Si tomamos como referencia las naranjas, observaremos que los cuatro países con mayor consumo per cápita es habitual encontrar unidades de venta en formato de 1kg, 1’5 kg, 2 kg y una sección a granel con futas de calidad Premium. También encontraremos una segmentación de calibres que excepcionalmente será de 3 escalas, pequeñas, medianas y grandes, aunque normalmente
será solo de dos.

Si miramos ahora las presentaciones en el Reino Unido, supermercado modelo inglés, nos encontraremos con más presentaciones tanto en formatos de unidad de venta como en oferta de granel. Es habitual encontrar presentaciones diferenciadas por el número de piezas y observar como a lo largo de la campaña se realizan combinaciones de piezas y calibre para encontrar el precio de venta al público que los analistas consideran adecuado para alentar la compra por los consumidores. En el Reino Unido es habitual encontrar referencia al precio por pieza, lo que no es normal en el resto del continente.

Pero la gran diferencia entre el Reino Unido, y el resto del continente se encuentra en que la Cadena de Valor, desde la producción al consumo, es más compleja y menos eficiente en los supermercados históricos ingleses que en los modelos franceses o alemanes. Siendo claramente los modelos alemanes de Discount, los que han conseguido la mayor eficiencia en este aspecto. Y esta mayor eficiencia repercute en dos aspectos que se complementan y retroalimentan: menor costo y mayor rapidez logística lo que implica mayor frescura.

La cantidad de formatos para un mismo producto, la obsesión de no llegar nunca a romper el stock en la tienda, la existencia siempre de los mayoristas de servicio (Service provider) para prácticamente todos los productos y la exigencia de cumplimientos cercanos al 100% en cuanto a grado de servicio de los mismos, crea una endiablada cadena de sin sentidos en la cadena de valor de los modelos ingleses que acaba repercutiendo en el precio y la frescura.

Frente a ese modelo, los discounts modelo alemán, presentan un catalogo más sencillo para cada producto, no se rasgan las vestiduras cuando una hora antes de cerrar las tiendas se ha roto el stock en alguna referencia y sus plataformas de distribución reciben muchos productos directamente desde el origen sin pasar por los almacenes de los mayoristas de servicio. Y la consecuencia nos la muestra Kantar en el siguiente grafico.

Cuotas de mercado en el Reino Unido. Kantar
Cuotas de mercado en el Reino Unido. Kantar

Que las cadenas de modelo ingles de distribución pierdan cada año el 1% de cuota y que hayan perdido el 10% en una década es lo suficientemente clarificador para que los responsables tomen nota. Pero, como hemos dicho al principio, si ello repercute en un menor consumo de cítricos en el reino Unido, también debería de estudiar el tema el Ministerio de Salud porque va a tener más problemas a largo plazo.

Paco Borrás

Sobre el autor

Paco Borrás. Licenciado en Físicas que acabó de gerente de la cooperativa agrícola de su pueblo, Carlet, para luego estar 40 años en Anecoop de Director Comercial y Subdirector General. Hoy es consultor senior en temas Agro-alimentarios y asociativos.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña