Fabricantes | La carne española se lanza a la conquista de Japón

El país nipón se abre a la carne de ovino, caprino y vacuno de España. El sector ha trabajado con las autoridades españolas para conseguir este acuerdo que contempla "un trato comercial inmediato con los compradores japoneses".

Trabajadores en una industria cárnica española
Trabajadores en una industria cárnica española

Japón importará carne de España. El acuerdo con las autoridades de este país asiático incluye, en concreto, las exportaciones de carne fresca de vacuno, ovino y caprino y despojos de vacuno, ovino y caprino, incluidos tanto el estómago como los intestinos frescos.

Anafric, asociación empresarial cárnica española, se felicita por esta noticia y recuerda que el mercado nipón es "muy exigente" y realiza "inspecciones sanitarias muy rigurosas".

Por ahora, la lista de empresas de ovino y caprino que ya pueden exportar es de 12, de las que el 60% son asociadas a Anafric, entre ellas Farras, Coviher, Murgaca y Moralejo, informa esta entidad.

Por lo que respecta al vacuno, 17 son las empresas que ya pueden comerciar con el país asiático, de las cuales seis (Colomer, Carpisa, Celevant, Central de Carnes Madrid, Fribin y Viñas) forman parte de la citada asociación.

"INSUFLAR AIRE" AL SECTOR

El sector ha trabajado con las autoridades españolas para conseguir este acuerdo que contempla "un trato comercial inmediato con los compradores japoneses".

"La constancia ha dado resultados y esta es la senda que se debe seguir. La apertura de este mercado, exigente donde los haya, supone, entre otras consecuencias, dos muy destacadas: insuflar aire a un sector que cada vez lo tiene más difícil para crecer internamente, y por otra parte, dejar constancia que nuestro nivel de seguridad sanitaria y animal es capaz de pasar los controles más exigentes, lo que significa que nuestras empresas trabajan muy bien", ha declarado el presidente de Anafric, José Fríguls.

SEGUNDO MAYOR IMPORTADOR DE CARNE

Japón es el segundo mayor importador de carne y derivados a nivel mundial. Con sus más de 125 millones de habitantes y su elevada renta per cápita, es un mercado extremadamente exigente y con un incremento anual del consumo de carnes que ronda el 5%, mientras su producción decrece.

Para poder exportar carne de ovino, caprino y vacuno a Japón, el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca no solo debe autorizar a la empresa, sino a todas aquellas que intervienen el proceso de elaboración del producto que se pretenda exportar a Japón: matadero, sala de despiece, almacén frigorífico y centro de re-envasado, precisa Anafric.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña