Fabricantes | Carpisa Foods cerró 2017 con cifras en ascenso

En 2018 destinará cinco millones de euros a optimizar y a aumentar, hasta en un 50%, la capacidad de producción de sus instalaciones.

Stand de productos de Carpisa Foods
Stand de productos de Carpisa Foods

Carpisa Foods cerró el ejercicio 2017 con una facturación de 87,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 19% frente al año anterior. En términos de volumen comercializado la compañía registró unas ventas de 22.000 toneladas de productos congelados y 2.000 toneladas de productos refrigerados.

Según señala la compañía, el mercado actual de productos cárnicos está en una "fase de ajuste". En concreto, el precio del vacuno lleva subiendo desde principios del año 2017 y en este primer semestre de 2018 la tendencia sigue al alza.

"Las compañías debemos afrontar, tanto a corto como a medio plazo, el reto de intentar que la subida del coste de las materias primas afecte lo menos posible a nuestros clientes. En Carpisa Foods invertimos en nuevos desarrollos y tecnologías de vanguardia aplicadas a la industria de la alimentación para optimizar el proceso productivo y estar en disposición de ser competitivos", apunta Carlos Quintas, director general de la compañía. Prueba de ello, es que este año se destinarán cinco millones de euros para aumentar hasta en un 50% la capacidad de producción de sus instalaciones.

"Gran parte de nuestro éxito ha radicado en nuestra capacidad de desarrollar productos únicos, a la medida de cada cliente"

"Gran parte de nuestro éxito en este ejercicio ha radicado en nuestra capacidad de desarrollar productos únicos, a la medida de las necesidades de cada cliente. La diferenciación es muy importante en un mercado cada vez más exigente en términos de calidad y control, y en Carpisa Foods podemos ofrecer los productos que demanda el mercado gracias a nuestra firme apuesta por la innovación", ha indicado por su parte Jorge Castelló, director general de esta firma.

Carpisa Foods ha finalizado en 2017 el plan de renovación de sus instalaciones. Iniciado en 2016, la inversión ascendía a siete millones de euros con el objetivo de mejorar la operatividad e incrementar la eficiencia de la zona productiva de su planta de Griñón (Madrid), ampliando las instalaciones hasta alcanzar 16.000 m2.

EXPORTACIONES AL ALZA

El capítulo de exportaciones tiene para esta compañía un peso creciente. Actualmente suponen casi una cuarta parte de la facturación. En 2017 representó un 23,1% de la facturación total, el 5,2% más que en el ejercicio anterior, que alcanzó el 17,9% del total.

Las previsiones de la firma para 2018 pasan por consolidar esta tendencia de crecimiento, tanto a nivel nacional como internacional, y alcanzar el 25% del total de la facturación. En la actualidad Carpisa vende a unos 30 países de Europa, África y Oriente Medio.

"En los últimos siete años la plantilla se ha incrementado en más de un 110%"

Respecto al empleo, el incremento de la producción generará en 2018 entre 20 y 25 nuevos puestos de trabajo. "Nuestro objetivo es incorporar a la plantilla perfiles muy diversos, desde posiciones técnicas hasta especialistas en ingeniería y procesos, por ejemplo, que respondan a las nuevas necesidades específicas del sector", apunta Virginia Orozco, directora de Recursos Humanos. "En los últimos siete años la plantilla se ha incrementado en más de un 110%, pasando de los 109 empleados con los que contábamos en 2010 a 230 al término de 2017", añade.

SERVICIO AL CLIENTE

La innovación también juega un papel "crucial" a la hora de desarrollar las nuevas gamas de producto de la firma, que realiza una notable inversión en I+D y tecnología de vanguardia. Gracias a ello, puede desarrollar productos que respondan a las necesidades de los nuevos consumidores, "que son más conscientes de lo que comen, apuestan por productos más naturales y que, por su estilo de vida, buscan opciones gourmet que sean cómodas y les ahorren tiempo en la cocina", señala la compañía.

Carpisa realiza una notable inversión en I+D y tecnología de vanguardia para desarrollar nuevos productos

Es el caso de la nueva marca Vegreen, una gama de hamburguesas y albóndigas veganas ultracongelados dirigida a atender una de las últimas tendencias en los hábitos de alimentación, el consumo de productos de origen vegetal.

Por su parte, HAQ es la marca de productos halal que ofrece hamburguesas y albóndigas ultracongeladas bajo el sello halal de Carpisa Foods. La compañía trabaja desde hace muchos años con tres certificaciones: Achahada, Instituto de Córdoba Halal y Halal Consulting y suministra este tipo de productos en países como Marruecos, Ghana, Azerbaiyán y Qatar y en el mercado europeo en Francia, Alemania, Inglaterra y Malta.

La empresa hace hincapié también en su marca Brooklyn Town, hamburguesas ultracongeladas 100% carne, que ya están disponibles en las principales cadenas de distribución y que pretende ser un ejemplo para las nuevas propuestas.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña