Fabricantes | Fabricantes de carne mechada ven peligrar sus ventas

Detectan "alarma social" entre los consumidores tras el brote de listeriosis originado por este producto de la marca La Mechá. La Junta de Andalucía ha confirmado que la carne contaminada se distribuyó también a través de una marca blanca.

Carne mechada
Carne mechada

La preocupación por el brote de listeriosis por carne mechada de la marca La Mechá es máxima. Los casos siguen aumentando en nuestro país (ya hay prácticamente dos centenares de casos confirmados, la mayor parte de ellos en Andalucía, en donde además ha fallecido una persona) y los fabricantes de este producto también se han pronunciado. Desde las compañías Icarben, Embutidos Moreno Plaza y Embutidos Reina, han destacado, en declaraciones a Efeagro, que detectan "alarma social" entre los consumidores y que lo ocurrido hace peligrar sus ventas.

Asimismo, lamentan el "daño" que hace al sector este tipo de casos y creen que sus consecuencias se notarán "durante una larga temporada". En todo caso, piden "no demonizar la carne mechada", recuerdan que el brote procede de una única marca, e insisten en que la normativas de seguridad para estos productos son estrictas.

Por su parte, la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic), la patronal del sector, ha recalcado que este brote de listeriosis no debería afectar el consumo nacional de carne y ha defendido igualmente los mecanismos de control y los "elevados estándares de seguridad alimentaria" establecidos en la Unión Europea (UE), recordando que los fabricantes están obligados a desarrollar un Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control.

Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) se ha pedido "tranquilidad" a los consumidores e insisten en que este brote es "un caso aislado" y está "bajo el control de las autoridades sanitarias". "Las empresas cárnicas elaboran sus productos con estrictos procedimientos de análisis y control de riesgos, bajo la supervisión de las autoridades. Se trata de un hecho puntual que afecta a una sola empresa, frente a un historial de seguridad y buen hacer del conjunto del sector", sostiene.

A TRAVÉS DE UNA MARCA BLANCA

Además de los casos detectados en Andalucía, donde se sospecha que puede haber más de 500, se han diagnosticado también en otras cinco comunidades: Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón. Como medida de prevención, la Junta de Andalucía ha ordenado la paralización de la actividad y la retirada de todos los productos cárnicos que fabricaba Magrudis.

Según han confirmado fuentes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, los resultados preliminares del informe encargado por la empresa sevillana donde se originó el brote de listeriosis, apuntan a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos mechadoras, utensilios que se utilizan para mechar la carne.

Las últimas informaciones ofrecidas por la Junta de Andalucía señalan que la carne mechada contaminada se distribuyó también a través de una marca blanca

Además de la carne mechada que está detrás del brote de listeriosis, que según las últimas informaciones ofrecidas por la Junta de Andalucía se distribuyó también a través de una marca blanca, hay otros dos productos de La Mechá contaminados: el lomo al pimentón y el lomo al jerez.

LA OCU EXIGE "TRANSPARENCIA"

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha pedido a la Junta de Andalucía que informe "de forma urgente" a los consumidores sobre el motivo y alcance de la retirada de todos los productos fabricados por la citada empresa. Solicita especialmente "información sobre las medidas adoptadas para minimizar el riesgo, el control de los afectados y el ejercicio por los mismos de los derechos que les asisten".

La OCU pide a la Junta de Andalucía que informe de los establecimientos en los que se tenga constancia de que se puedan haber dispensado los productos contaminados

Además, la entidad exige que se proporcione, con toda "transparencia", la información de los establecimientos en los que -de conformidad con los mecanismos de trazabilidad existentes- se tenga constancia de que puedan haber dispensado a los consumidores los productos contaminados, "al objeto de facilitar a los eventuales afectados la identificación de los síntomas de la infección, recurriendo a la atención sanitaria necesaria con urgencia", precisa.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña