Fabricantes | Descubierta otra empresa que vendía jamones podridos

Operación de la Guardia Civil en Granada. No se descarta que tenga relación con las compañías fraudulentas de Valencia y Extremadura.

Un agente de la Guardia Civil observa decenas de jamones podridos
Un agente de la Guardia Civil observa decenas de jamones podridos

El jamón ibérico no está pasando ahora mismo por un buen momento de imagen. Lo decimos porque en apenas unas semanas se han sucedido dos operaciones policiales en las que se han incautado miles y miles de piezas en mal estado de conservación y que, al parecer, llegaban a venderse a los consumidores. Sobre la primera ya os informamos en FoodRetail & Shoppers. Sobre la segunda ha informado ahora la Guardia Civil.

La Benemérita ha descubierto un almacén frigorífico donde se guardaban 10.700 piezas entre jamones ibéricos congelados y embutidos de cerdo ibérico envasados, también congelados, en mal estado de conservación. Esta nave se encuentra en un polígono industrial de la localidad granadina de Fuente Vaqueros.

Los alimentos ya han sido intervenidos y, según ha señalado el Instituto Armado, la mayoría de ellos estaban caducados desde 2015. Es más, algunas piezas no tenían reflejada la fecha de caducidad y estaban visiblemente podridas. No existían albaranes que acreditaran la procedencia ni el destino del producto y algunas de las etiquetas inspeccionadas presentaban indicios de haber sido manipuladas.

La Guardia Civil ha inmovilizado la mercancía al considerar que podía suponer un riesgo para la salud pública. También se alertó a la Delegación Provincial de Salud de la Junta de Andalucía.

La operación se inició el pasado 26 de junio cuando agentes de la Guardia Civil interceptaron un camión frigorífico cargado con 25 palés de jamones ibéricos y embutidos de cerdo ibérico congelados que presentaban anomalías en el etiquetado. Varios jamones, de hecho, tenían "síntomas de putrefacción". Tras comprobar de dónde venía el vehículo, hallaron la nave citada en el polígono industrial de Fuente Vaqueros, donde se llevaron la desagradable sorpresa de encontrar miles de productos en mal estado.

La Benemérita no ha informado sobre detenciones, pues la investigación sigue abierta. Obviamente, no se descartan. Igualmente, se está investigando si la empresa intervenida en Granada tiene alguna relación con las compañías fraudulentas de Valencia y Extremadura, cuyas marcas de jamones provocaron una alerta alimentaria de Aecosan.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña