Food | La encrucijada del aceite de oliva español ante los aranceles de Trump

Gonzalo Guillén, de Acesur, califica de "castigo" los aranceles de Trump que "la industria española sufrirá más que otros países". Lamenta que España no haya sabido presionar como sí han hecho otros países.

La encrucijada del aceite de oliva español ante los aranceles de Trump
La encrucijada del aceite de oliva español ante los aranceles de Trump

Gonzalo Guillén, director general de Acesur, ha analizado la situación del sector del aceite de oliva, en el punto de mira tras la imposición de los aranceles del gobierno estadounidense que afectan de lleno a este producto.

"Venimos de una cosecha récord en aceite de oliva, lo que nos ha permitido tener un producto muy competitivo a nivel de precio en 2019". "Ahora afrontamos una cosecha media, algo menor, pero con una disponibilidad de stock y garantizando precios competitivos en el año 2020".

Acesur es una empresa que exporta a más de 100 países y con oficinas en 8 países distintos, datos más que suficientes para mostrar su inquietud por la inestabilidad exterior, desde el brexit hasta los mencionados aranceles. El empresario ha recordado que España exporta 1,3 millones de toneladas de aceite de oliva al año, dos tercios de su producción, y que su principal mercado fuera de la Unión Europea es el de los Estados Unidos.

El sector señala al aceite envasado como el gran perjudicado por los aranceles de Estados Unidos, el37,5% del total exportado. Estados Unidos es el tercer consumidor de aceite de oliva en el mundo con sus 320.000 toneladas por año, y solo es capaz de producir un 5% de su consumo, España es el país del que procede más de la mitad del aceite que importan, 160.000 toneladas, de las cuales de dichas exportaciones, 100.000 toneladas son aceites a granel y 60.000 se envían ya envasadas.

LA INACCIÓN DE ESPAÑA ANTE LOS ARANCELES

Gonzalo Guillén ha calificado de "castigo" los aranceles de Trump que "la industria española sufrirá más que otros países". En este sentido, hace autocrítica pide analizar qué se ha hecho mal en España. "No hemos sabido presionar, hacer lobby como han hecho otros países a nivel político".

El aceite de oliva es uno de los grandes perjudicados. Somos el único país productor que sufre los aranceles para aceites envasados -cosa que no les pasa a otros como Italia y Grecia-. Por tanto, se ha roto la unidad de mercado, lamenta. "Estamos en una desventaja muy injusta".

"El problema es que, si sumamos la buena producción que hemos tenido a los aranceles, posiblemente nos sobren miles de toneladas -unas 150.000- y los precios pueden desplomarse por debajo de los existentes en países como Marruecos".

La solución, apunta Guillén, pasa por importar aceite de origen de otros paises no castigados por los aranceles y envasarlos en España, una medida por la que ya están pasando "medianas y grandes aceiteras", destaca el empresario. Una medida, eso sí, que conlleva que "el principal perjudicado de esta situación sea el productor nacional, ya que habrá menos demanda de su producto".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña