Retailers | Alimerka ya es más sostenible en Asturias

Tiene operativos 7.500 paneles fotovoltaicos en su centro logístico de Lugo de Llanera. Al menos 16 supermercados de la cadena dispondrán también de esta modalidad energética antes de octubre de 2020.

Paneles fotovoltaicos en elcentro logístico de Alimerka en Lugo de Llanera
Paneles fotovoltaicos en un centro de Alimerka

Alimerka avanza en su apuesta por la sostenibilidad con la puesta en funcionamiento de 7.500 paneles fotovoltaicos, la mayor instalación de este tipo de Asturias hasta el momento, que abastecen energéticamente a las dos naves de su centro logístico de Lugo de Llanera. Se trata de una fuente de energía 100% renovable, que no requiere de ningún tipo de combustible fósil en el proceso y, por tanto, es totalmente respetuosa con el medioambiente, informa la cadena de supermercados.

Esta medida, que ya se encuentra en pleno funcionamiento, recurrirá a la energía solar para reducir el consumo energético de la red de distribución y alimentar entre otras, y de forma proporcional, el frío industrial de sus instalaciones, alimentar su maquinaria de proceso e iluminar sus instalaciones, con lo que reducirá en torno a 1.000 toneladas al año el CO2 emitido a la atmósfera gracias a sus 2,4 MWp instalados. El proyecto ha supuesto para el grupo una inversión cercana a los dos millones de euros.

Se trata de una apuesta que Alimerka inició ya en 2017 en su tienda de Laguna de Duero (Valladolid) que cuenta con 322 paneles fotovoltaicos, la primera en incorporar este sistema que extenderá a otros supermercados del grupo a lo largo del próximo año. En concreto, la compañía tiene ya planificada, de aquí a octubre de 2020, la instalación de este sistema de energía en 16 tiendas de Asturias. Asimismo, también está proyectada la instalación de estos paneles en el cebadero de IGP Ternera Asturiana que la compañía tiene en Villaviciosa. La suma total de estas 17 instalaciones alcanzará los 1,65 MWp instalados, lo que reducirá en 660 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera.

El centro logístico de Alimerka, inaugurado en 2009, cuenta con 46.106 metros cuadrados repartidos en dos naves: una de ellas destinada a oficinas centrales, almacenaje y distribución de productos secos -como detergentes y cremas-, fruta, verduras, carne, charcutería y pescado; y otra de aproximadamente 6.100 m2 para la elaboración de pan y productos de bollería. La cadena cuenta en la actualidad con 166 supermercados y da empleo directo a más de 6.000 personas.

OTRAS MEDIDAS

En esta misma línea de apuesta por la sostenibilidad, la cadena de supermercados ha impulsado en los últimos años otras iniciativas como la conversión de su flota de camiones (69 en total), que desde marzo ya son todos propulsados por Gas Natural Licuado, lo que reduce un 20% sus emisiones de CO2 y generan la mitad de ruido que un camión diésel convencional.

Este medio de transporte también contribuye a la mejora de la calidad del aire en las ciudades, ya que reduce en torno al 90% las partículas en suspensión, además de reducir de forma significativa la emisión de gases perjudiciales para la salud como los óxidos de nitrógenos y el dióxido de azufre.

Asimismo, Alimerka ha renovado su flota de furgonetas eléctricas, proyecto ya iniciado en el año 2012, gracias a las cuales el reparto a domicilio por los diferentes municipios se hace sin emitir ruido y con 0 emisiones. Del mismo modo se han llevado a cabo mejoras de eficiencia energética en sus supermercados, como la modernización de las instalaciones frigoríficas y de climatización, y la sustitución de fluorescentes y halógenos por iluminación LED.

Por todo ello, la compañía fue merecedora a principios de este verano del premio Lean&Green, concedido en España por Aecoc, una iniciativa internacional que nació con el objetivo de ayudar a las empresas a reducir un 20% sus emisiones logísticas de CO2 en un plazo de cinco años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña