Retailers | Carrefour y su revolucionario 2018: ¿es suficiente?

La cadena francesa es de las más activas en este 2018, pero sigue a la baja, sobre todo en su principal mercado: Francia.

Interior de un Carrefour Express
Interior de un Carrefour Express

Alexandre Bompard se convirtió en presidente y consejero delegado de Carrefour hace poco más de un año. Concretamente, el 9 de junio de 2017. Cogía los mandos de la compañía francesa con una misión clara: reconducir una nave que, fuerte en apariencia, no estaba navegando del todo bien en su cuenta de resultados. Francia, su principal mercado, está frenando la buena evolución que está teniendo Carrefour en otros países (por ejemplo, en España), y por ello en enero se presentó en plan Carrefour 2022, nueva puesta de rumbo que está suponiendo muchos cambios a la compañía. Sin embargo, a la espera de conocer los resultados oficiales del segundo trimestre del año y, por tanto, de saber el balance de la primera mitad de este 2018, todo parece indicar que a Carrefour le costará más de lo previsto salir de su mar de dudas.

Desde que accedió al 'trono', Bompard prometió cambios importantes en Carrefour y los está consiguiendo con creces. Para empezar, cambió al equipo directivo de la compañía incorporando nombres de su máxima confianza con la intención de insuflar aire nuevo a la toma de decisiones de la compañía francesa. En España, por ejemplo, se incorporó como nuevo CEO Eric Uzan, un histórico de Carrefour, quien sustituyó a Pascal Clouzard, en el cargo desde 2011. Alexandre Bompard entendió que la buena marcha de Carrefour España tenía la firma de Clouzard y por eso quiso tenerlo más cerca y ponerlo al mando en Francia. Su principal mercado, sí, pero también el más desgastado.

Tras los nombramientos, Bompard anunció un "plan de transformación" para Carrefour antes de que terminara 2017. Se retrasó a enero de este año y nació con el nombre de Carrefour 2022. A partir de entonces llegó la revolución en la compañía, con innumerables movimientos que la han convertido en unos de los retailers más activos y atrevidos de este 2018. Si hay una compañía que no para, esa es Carrefour.

Alexandre Bompard, en una tienda de Carrefour
Alexandre Bompard, en una tienda de Carrefour

La adquisición del 17% de Showroomprivé a Conforama en enero era el inicio de una serie de medidas que han confirmado a Alexandre Bompard como un directivo que no pierde el tiempo. Desde entonces, ha firmado pactos muy sonados, entre los que destacan tres: la alianza con el referente tecnológico Tencent para crecer en China; el pacto con Google para dirigir el tren del ecommerce alimentario en Europa (de momento en Francia, pero con ganas de llevarlo también a otros países); y el acuerdo con otro 'grande', Tesco, para negociar conjuntamente con proveedores. Entre medias, Carrefour ha impulsado medidas llamativas como las tiendas 24 horas (incluyendo hipermercados), la venta de insectos en los supermercados o el desarrollo del New Retail en el mercado asiático.

Entre tanto pacto histórico y entre innovaciones y propuestas, Carrefour también ha tenido tiempo en lo que llevamos de 2018 para agachar la cabeza. Ha vivido, sobre todo, dos momentos complicados: el cierre de casi 250 supermercados en Francia, anunciados en enero con la esperanza de encontrar un comprador que nunca apareció; y su crisis en Argentina, con ayuda incluida del Gobierno local para evitar su salida del país.

Mal primer semestre

Metiendo todo en la batidora, nos queda una Carrefour nueva y bastante diferente a la que veíamos hace un año. Alexandre Bompard, desde luego, ha cumplido su promesa de dar un toque nuevo a la compañía. Pero... ¿será suficiente?

En la última semana de julio conoceremos el balance económico del primer semestre de este año y todo apunta a que los resultados serán algo decepcionantes. Está claro que las medidas adoptadas por Carrefour no pueden tener un impacto inmediato, pero hay cierta prisa en lograr resultados. Miren la Bolsa, donde los inversores están desconfiando de Carrefour. Desde mediados de febrero, el valor de la compañía ha ido cayendo constantemente. El pico del año se logró el 19 de febrero, con la acción a 19,62 euros. Ahora mismo está por 13,50. Por tener más perspectiva, en abril de 2015 se situaba por encima de los 32 euros.

"Carrefour podría registrar el rendimiento más bajo en su historia en el primer semestre en Francia"

Expertos y analistas entienden que Carrefour ha tenido un primer semestre de 2018 con poca rentabilidad y que sus planes son poco convincentes. Principalmente, señalan que su trayectoria en Francia y en el conjunto del continente europeo deja mucho que desear. Un informe presentado este jueves por Deutsche Bank indica que las ventas de Carrefour "son débiles" y que su rentabilidad "está bajo presión", por lo que necesita hacer inversiones, principalmente en sus hipermercados. Por su parte, analistas de Barclays advierten que Carrefour "podría registrar el rendimiento más bajo en su historia en el primer semestre en Francia". Desde Kepler Cheuvreux, se apunta que las ventas like-for-like de los hipermercados franceses de Carrefour han caído el 1,5% y que los beneficios podrían bajar hasta el 37%.

De nuevo, la pregunta a Alexandre Bompard con todo lo hecho en su primer año de gestión: ¿Será suficiente?

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña