Retailers | El supermercado que te quiere preparar la mesa para cenar

Franprix ya prueba en Francia el servicio de entregas a domicilio sin los clientes en la vivienda. Lo ve idóneo para ofrecer más servicios: cuidado de niños, limpieza, pequeñas reformas...

Una mujer prepara una ensalada
Una mujer prepara una ensalada

El servicio de entregas a domicilio sin que el cliente esté presente en la vivienda parece que está calando entre los retailers. A Walmart y Amazon se les suma ahora la cadena francesa Franprix, que está probando esta iniciativa en París desde el mes de abril.

"Estamos convencidos de que los habitantes de las ciudades están listos para dejar que alguien entre en su hogar cuando no están allí", dice el gerente general de la cadena, Jean-Paul Mochet. Se fija en el ejemplo de AirBNB, que ya cuenta con gran popularidad en el mundo, con miles de personas ofreciendo sus casas para fines turísticos.

"Estamos convencidos de que los habitantes de las ciudades están listos para dejar que alguien entre en su hogar cuando no están allí"

"Somos el primer distribuidor en probar este servicio en Francia y, por lo tanto, vamos por delante de sus competidores", añade.

Franprix está trabajando en este proyecto con dos socios de nueva creación: el servicio de conserjería Clac des Fingers, creado en marzo de 2015, y la empresa de llaves electrónicas Oh my Keys!, creada en junio de 2017 en París.

La prueba terminará antes del mes de agosto y si tiene el éxito que se espera, se extenderá entre finales de 2018 y principios de 2019 a los alrededores de París, donde se encuentra el 90% de los puntos de venta de Franprix.

"Queremos llevar los productos a las neveras de nuestros clientes e, incluso, poner la mesa para una cena para dos, para un cumpleaños...", dice Jean-Paul Mochet, que se imagina ofreciendo otros servicios similares, como el cuidado de niños, limpieza, bricolaje...

"Queremos llevar los productos a las neveras de nuestros clientes e, incluso, poner la mesa para una cena para dos, para un cumpleaños..."

Este servicio de entrega sin el cliente en el domicilio es similar a los que ya prueba Walmart y Amazon, con un sistema de cerradura electrónica para que el repartidor pueda entrar en las viviendas y ser controlado a través de una app. Este 'acceso conectado' es "un acto de confianza muy fuerte", reconoce Franprix, que por ello se compromete a financiar parte de la instalación para animar a los clientes a usar el servicio. Los repartidores son elegidos a dedo y la empresa comprueba que no tienen antecedentes penales.

"La reacción de los clientes es muy buena, ya que al comienzo de esta prueba hacen de media dos pedidos por semana", subraya Franprix. "Las garantías de seguridad en términos de tecnología son esenciales para garantizar esta confianza. El código que permite ingresar a su hogar a través de la cerradura conectada solo es válido durante unos minutos y solo se puede usar una vez", concluye Jean-Paul Mochet.

"La reacción de los clientes es muy buena, ya que al comienzo de esta prueba hacen de media dos pedidos por semana"

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña