Shoppers | La intolerancia a los sulfitos afecta a un 5,5% de españoles

Se emplean como conservantes alimentarios y están presentes en casi todos los vinos, la cerveza, conservas, ensaladas o cereales.

Los sulfitos están presentes en casi todos los vinos
Los sulfitos están presentes en casi todos los vinos

Los sulfitos provocan un 5,5% de intolerancias alimentarias, según un informe elaborado por Allergeneat entre 2.000 usuarios. Estos alérgenos derivados del azufre se emplean como conservantes alimentarios y están presentes en casi todos los vinos, la cerveza, la sidra, y en distintos alimentos como finas hierbas, pepinillos, kétchup, mostaza, mermelada; frutas en conserva, confitadas, secas, en jugos, en ensaladas, en jarabes; verduras en conserva, congeladas, secas; cereales, embutidos, pescados y crustáceos, patatas de todas las formas, galletas, panes, pasteles, vinagre, vinagretas, salsas o sopas.

"Parece una cifra pequeña pero el problema es que muchas personas desconocen que sufren esta intolerancia, y de repente se encuentran mal al consumir ciertos alimentos o bebidas sin saber la causa", señala Quim Sánchez, creador de esta app que detecta la presencia de alérgenos en los productos leyendo el código de barras.

"Aunque los sulfitos, en una cierta cantidad, se presentan en principio como inocuos, se está comprobando que, cada vez más, dan lugar a reacciones indeseables. Mucha gente se pregunta, por ejemplo, por qué le sienta mal el vino y en muchas ocasiones no se profundiza, pero puede deberse a una intolerancia a los sulfitos que contiene esta bebida", añade Sánchez.

REACCIONES MÁS COMUNES

La Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos confirma que los sulfitos pueden producir cuadros asmáticos, anafilácticos y eritema. Por su parte, la Australian Society of Clinical Inmunology and Allergy sostiene que el mayor riesgo frente a los sulfitos lo padecen las personas asmáticas, en las que los efectos de los sulfitos sí pueden ser graves.

Los fabricantes deben informar del uso de sulfitos en las etiquetas cuando el producto contiene más de 10 mg por kg o litro

"Por algo es un alérgeno de declaración obligatoria (solamente existen 14). Lo vemos en las etiquetas con las siglas que van de la E-220 a la E-228", precisa Quim Sánchez. La reglamentación española obliga a los fabricantes a informar del uso de sulfitos en las etiquetas cuando el producto contiene más de 10 mg de los mismos por kg o litro. "Con menor cantidad puede aparecer una reacción adversa, de ahí que el diagnóstico no sea fácil", añade.

EROSKI DA EJEMPLO

Cada vez son más las personas preocupas por las intolerancias alimentarias y también las compañías que aportan su grano de arena para ayudarles. Es el caso de Eroski. La enseña ha anunciado recientemente que invertirá 8 millones de euros este año para adaptar algunos de sus establecimientos al modelo contigo, bajo el que asume una apuesta por la alimentación saludable, ampliando entre otros cambios la gama de productos específicos para intolerancias alimentarias.

La app Allergeneat detecta los alérgenos de la mayoría de los productos de marca propia del mercado, alrededor de un 90%, y cuenta con una base de datos con más de 100.000 referencias del mercado nacional que se actualiza mensualmente con 9.000 referencias nuevas.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña