Trendrinks | Facturación récord para Bodega Matarromera durante 2015

Facturó 20,3 millones de euros en el año 2015, un 8,6% más que en el año anterior. Éxito de sus referencias de alta gama.

Facturación récord para Matarromera, que espera un gran 2016
Facturación récord para Matarromera, que espera un gran 2016

Bodega Matarromera, que engloba las ventas de las siete bodegas del grupo situadas en las cuatro denominaciones de origen del Duero, facturó 20,3 millones de euros en el año 2015, un 8,6% más que en el año anterior, cuando facturó 18,6 millones. Para 2016 se espera más crecimiento.

La cifra  de 2015 supone una subida acumulada de más de 3,3 millones de euros en los últimos tres años, con un incremento del 20,16% frente a los 16,9 millones de euros obtenidos en 2013.

El buen dato de facturación de grupo Matarromera cosechado en 2015 viene motivado por una serie de factores como son el buen comportamiento que sus referencias de alta gama han mostrado en el mercado (las ventas de los vinos crianza, reserva y gran reserva han aumentado más de un 24% su facturación), junto con la reducción de costes operativos, el incremento de los márgenes comerciales y el mayor rendimiento de su productividad.

Eso, sumado al importante porcentaje de autoabastecimiento de viñedos propios en los mejores pagos del Duero y a la aportación del resto de bodegas que componen el grupo (Emina en Ribera del Duero y Rueda, Valdelosfrailes en Cigales, Rento en Ribera del Duero y Cyan en Toro), así como sus otras líneas de negocio (Aceites Oliduero o el negocio turístico de la empresa vallisoletana) han permitido crecer a la empresa presidida por Carlos Moro llegar hasta esa facturación de más de 20 millones de euros. La marca Matarromera soporta más de un 70% de la facturación de toda la compañía, seguida de la marca Emina con un 15%.

La diversificación de bodegas y líneas de negocio de Matarromera, que continuará su curso a lo largo del año 2016, permitirá mirar al futuro con perspectivas de incrementos importantes de facturación en los próximos años, superando la barrera de los 27 millones en el año 2016, un objetivo marcado por las buenas perspectivas que ofrece la comercialización de los vinos de las bodegas Emina en Ribera del Duero y Rueda, así como por el incremento del peso de las ventas en mercados exteriores.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña