Fabricantes | La campaña antiazúcar se recrudece en Reino Unido

Da comienzo el denominado Fizz Free February, cuyo objetivo es lograr que las personas reduzcan su ingesta diaria de azúcar al tomar menos bebidas azucaradas.

Botellas de refrescos
Botellas de refrescos

El Reino Unido se ha puesto las pilas para reducir el consumo de azúcar con la mirada puesta en los refrescos. Y lo ha hecho con el inicio de la campaña Fizz Free February, que ya forma parte de la campaña nacional Sugar Smart UK en la que participan consejos de todo el país. La iniciativa ha recibido el apoyo del popular chef de televisión Hugh Fearnley-Whittingstall y del político laborista Tom Watson, según recoge Talking Retail.

Por su parte, la concejala del municipio inglés de Croydon, Jane Avis, lo ha dejado claro: "Eliminar las bebidas gaseosas es una manera fácil de reducir su consumo de azúcar", ha señalado recordando que, además, "es bueno para el bolsillo", ya que podría ahorrar 438 libras (cerca de 500 euros) al año si deja de beber una botella de refresco diariamente.

Es "una preocupación real" el hecho de que el 79% de las bebidas gaseosas contengan seis o más cucharaditas de azúcar por lata

Asimismo, reconoce que es "una preocupación real" el hecho de que el 79% de las bebidas gaseosas contengan seis o más cucharaditas de azúcar por lata. "Comprometerse a no consumir bebidas gaseosas este mes de febrero ayudará a desarrollar hábitos nuevos y más saludables al tiempo que ayudará a disminuir este consumo el resto del año", ha asegurado.

COMBATIR LA OBESIDAD INFANTIL

Por su parte, en respuesta a esta campaña, el director general de la Asociación Británica de Bebidas Refrescantes, Gavin Partington, ha reconocido que esta industria "debe desempeñar un papel para ayudar a combatir la obesidad infantil". "Por eso hemos liderado el camino en la reducción de calorías y azúcar. Los refrescos son la única categoría que se ha fijado una reducción de calorías del 20% para 2020", ha indicado.

Además, Partington ha recordado que, según datos de Kantar Worldpanel, la ingesta total de azúcar de los refrescos ha disminuido un 22,9% desde 2014. "Los datos publicados por el Gobierno la semana pasada muestran una disminución de 17 puntos porcentuales en la ingesta de azúcar de los refrescos entre los adolescentes desde 2008/09 hasta 2016/17", ha señalado.

En España, como ya os hemos venido informando, también se están tomando medidas para disminuir no solo la ingesta de azúcar sino también la de sal y grasas. Por eso, el Ministerio de Sanidad ha puesto sobre la mesa un plan acordado con fabricantes de alimentos, supermercados, empresas de restauración y vending para reducir el 10% de media el contenido de estos ingredientes. De momento, un centenar de empresas no lo ha suscrito y diversas asociaciones de consumidores y expertos consideran que su alcance es limitado. Veremos en qué queda todo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña