Industria auxiliar | Tetra Pak explora el uso del grafeno en el packaging alimentario

Se ha unido al proyecto europeo Graphene Flagship que busca analizar las posibles aplicaciones de este material, el más delgado, ligero y resistente que se conoce hasta la fecha.

Una sede de de Tetra Pak
Una sede de de Tetra Pak

Tetra Pak se ha sumado al proyecto europeo Graphene Flagship, como único representante del sector del envasado y procesado de alimentos. Este proyecto, impulsado por la Comisión Europea, aúna a académicos y profesionales de diferentes sectores, con el objetivo principal de explorar las posibles aplicaciones que tiene el grafeno para la distribución en el sector de la alimentación y bebidas.

Son muchos los que hablan del grafeno como el material del futuro. Compuesto a base de carbono, se trata de uno de los materiales más delgados que se conoce hoy en día (aproximadamente un átomo de espesor), y, a la vez, increíblemente fuerte (alrededor de 200 veces más fuerte que el acero). Un excelente conductor del calor, de la electricidad y un buen absorbente de la luz. Este vídeo explicativo da cuenta de ello.

Así, Tetra Pak está ya explorando el potencial del grafeno para poder determinar sus posibles aplicaciones en la industria de la alimentación y bebidas. Estas innovaciones incluyen:

1.- Innovación en los materiales utilizados para los envases: Tetra Pak está estudiando de qué manera puede convertirse el grafeno en una alternativa de material para envases que reduzca la huella de carbono en la cadena de producción. Además, la utilización del grafeno puede mejorar el rendimiento de los envases, aumentar la reciclabilidad e, incluso, habilitar nuevas funciones a los envases de Tetra Pak.

2.- Envases inteligentes: Otra aplicación del grafeno pasa por el uso de este material en la fabricación de envases inteligentes. Los sensores flexibles ultradelgados de grafeno pueden integrarse en los envases de Tetra Pak como portadores de información, tanto para los productores como para la distribución o los propios consumidores. Los sensores de grafeno, además, son más pequeños, más ligeros y más económicos que los sensores tradicionales.

3.- Equipos de nueva generación: Más allá de los envases, la investigación pone atención a los equipos y cómo el grafeno puede ayudar a diseñar tecnología más ligera y eficiente energéticamente, reduciendo potencialmente el consumo de energía. Con pequeñas modificaciones en los equipos se puede ahorrar tanto tiempo como dinero.

"En Tetra Pak apostamos por la innovación constante y por la búsqueda de nuevas alternativas que mejoren nuestros envases. Nuestra involucración en este proyecto de la Comisión Europea sobre el grafeno es un ejemplo de ello. Es para nosotros un privilegio ser el único representante del sector de la alimentación y bebidas en esta iniciativa y nos posiciona en una situación privilegiada para abordar, desde la investigación y junto con nuestros socios de la industria, los desafíos que se presentan", ha afirmado Sara de Simoni, Vicepresidenta de Ingeniería de Equipos de Tetra Pak.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña