Shoppers | Y tras las vacaciones... se duplican las visitas al dietista

Una campaña en redes sociales anima a que los usuarios compartan los cambios hacia una dieta más equilibrada después de los excesos.

Tras el verano, se duplican las consultas al dietista
Tras el verano, se duplican las consultas al dietista

El número de personas que acude a un dietista-nutricionista después del periodo vacacional se duplica debido a los excesos que se producen en esta época, que provocan un aumento gradual de peso entre los españoles de entre dos y cinco kilos.

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas (CODiNuCoVa) ha alertado de esta tendencia y los problemas que acarrean los pacientes posvacacionales para recibir asesoramiento nutricional, entre los que destacan la falta de interés, el escaso compromiso con el tratamiento dietético y la fijación de objetivos de pérdida de peso poco realistas y perjudiciales para la salud. Aseguran que estos problemas impiden seguir, en muchas ocasiones, las pautas marcadas y, a largo plazo, mantener una alimentación variada y completa nutricionalmente.

"Los pacientes posvacacionales responden a dos perfiles principalmente: por un lado pacientes que ya venían a consulta y habían adquirido buenos hábitos pero que, tras una temporada estival, han retomado hábitos poco saludables; por otro, pacientes que piden una primera cita con el profesional porque han experimentado un incremento del peso en la temporada estival", explica Christian Mañas, miembro de la junta directiva del CODiNuCoVa.

La pérdida de peso por cuestiones estéticas es el principal motivo de las consultas

En la mayor parte de los casos, la pérdida de peso por cuestiones estéticas es el principal motivo de las consultas. También acuden pacientes que padecen patologías crónicas en las que la alimentación juega un papel fundamental (por ejemplo, diabetes, hipertensión o dislipemia) y requieren un tratamiento dietético para lidiar contra su enfermedad.

EL RETO DEL #NUTRICHANGE

Con el propósito de ayudar a estas personas que quieren acabar con los malos hábitos instaurados durante los tres meses de vacaciones y transmitir qué es una alimentación saludable, el CODiNuCoVa ha lanzado la campaña #nutrichange. Bajo este hashtag, cualquier usuario podrá compartir sus dudas en Twitter sobre cómo mantener una alimentación variada y completa nutricionalmente y animar a que otros se sumen al reto mostrando los cambios que ha ido incorporando en su dieta después del periodo vacacional.

Un día a la semana, los dietistas-nutricionistas responderán sus dudas, desmontarán falsos mitos sobre alimentos o dietas que se han puesto de moda y ofrecerán platos y alternativas de alimentación saludable como una primera toma de contacto que requerirá, para ser completa, un asesoramiento nutricional en consulta.

"Queremos acabar con la desinformación que circula por las redes sobre la alimentación, que no tiene ningún control ni evidencia científica"

"Desde el Colegio, queremos acabar con la desinformación que circula por las redes sobre la alimentación, que no tiene ningún control ni evidencia científica y que desvirtúa la figura y la importancia de acudir a un profesional sanitario como son los dietistas-nutricionistas, imprescindibles para la salud de las personas. Nosotros somos los titulados expertos en alimentación y nutrición y, en este sentido, en consulta podemos y debemos tratar los problemas o necesidades nutricionales que los pacientes requieran", afirma Paula Crespo, presidenta del CODiNuCoVa.

"COMER ES DISFRUTAR"

Esta campaña de promoción de hábitos alimenticios saludables también quiere hacer frente a un problema de concepto que se repite frecuentemente en las consultas: comer saludablemente significa sufrir. "Comer también es disfrutar. Los profesionales de la alimentación también tenemos paladar, el paladar se educa y, si se siguen las pautas que indicamos, la interpretación de que estar a régimen es sufrir cambia completamente después de pocas consultas", asegura Luis Cabañas, secretario de la citada entidad.

Los dietistas señalan también que otro de los principales problemas que se encuentran asociados a los pacientes postvacacionales y que dificultan el tratamiento nutricional es la idea de que se pueden cambiar los hábitos adquiridos y, por tanto erradicar sus consecuencias, rápidamente.

"Excederse es muy fácil y en verano parece que se dé barra libre al alcohol, a más fritos, a más ultraprocesados (como helados comerciales, precocinados, congelados, etc.) y se consume menos verduras. Se cree que este exceso se puede revertir en pocos días y por eso la gente se marca objetivos poco realistas, como adelgazar cinco kilos en una semana, perder solo grasa en el abdomen o reducir un periodo muy concreto de tiempo para participar en una competición. Aunque es muy fácil adaptarse a tomar una cerveza todos los días, es muy difícil incorporar más fruta en nuestros desayunos", explica Luis Cabañas, secretario del CODiNuCoVa.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña