Retailers | El 'día D' para evitar la disolución de supermercados Dia

Sólo falta por firmar el Banco Santander, dueño del mayor porcentaje de deuda de Dia con cerca de 300 millones de euros.

Entrada a un supermercado Dia
Entrada a un supermercado Dia

La cuenta atrás para que el grupo Dia evite el concurso de acreedores o la liquidación termina este lunes, un 20 de mayo señalado en rojo en el calendario como fecha límite desde hace meses y al que la compañía llega todavía sin acuerdo entre su principal accionista, el ruso Mijaíl Fridman, y la banca acreedora.

Las acciones de la empresa, informa EFE, han arrancado la sesión en bolsa de forma volátil, con una caída del 1,6 % inicial a la que ha sucedido un leve repunte del 0,19 % poco después.

Alcanzar un consenso es considerado por Fridman como un requisito indispensable para impulsar la ampliación de capital por 500 millones de euros que permitiría recuperar el equilibrio patrimonial de Dia y, por ende, dejar atrás la situación de quiebra técnica.

Por el momento no se ha llegado a un acuerdo pese a los contactos mantenidos durante los últimos días.

Fuentes próximas a la negociación han confirmado a Efe que por el momento no se ha llegado a un acuerdo pese a los contactos mantenidos durante los últimos días.

El magnate ruso, dueño del 69,76 % de la cadena de supermercados tras cerrar con éxito la opa lanzada en abril, reclama a los bancos acreedores de Dia que acepten aplazar el vencimiento de toda la deuda a largo plazo de la empresa hasta 2023.

La sociedad LetterOne -controlada por Fridman- reveló el viernes que ya se ha llegado a un consenso con 16 de las 17 entidades financieras implicadas, y fuentes próximas a la negociación han precisado que sólo falta por firmar el Banco Santander, dueño del mayor porcentaje de deuda de Dia con cerca de 300 millones de euros.

Según ha podido saber EFE, uno de los escollos es el trato a los bonistas, ya que Fridman pretende utilizar parte de la financiación para pagar a éstos y no al resto de acreedores.

Además, fuentes del mercado apuntan a que una parte de los bancos implicados han decidido vender -con pérdidas- a fondos y otros están preocupados por la amenaza que supondría tener que provisionar los perjuicios que se producirían si el grupo solicita el concurso, lo que explica que la mayoría hayan aceptado sus condiciones.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña