Retailers | Mercaurante: el futuro del retailer pasa por la restauración

Los retailers son cada vez más conscientes de la importancia del estómago. Ya no se trata solo de llenar los lineales de productos sino de, cada vez más, dar de comer al shopper. El 'mercaurante' nace de la necesidad de cubrir ese nicho de mercado de un consumidor que ya no cocina a diario pero sí necesita comer cada día.

Tienda Spar en Dublin: ¿dónde acaba el súper y dónde empieza el restaurante?
Zona de restaurante en una tienda Spar de Dublin

En un mundo cada día más globalizado, no es de extrañar que la eliminación de fronteras sea un hecho en todos los ámbitos de la vida cotidiana, y el sector del gran consumo no es ni mucho menos -más bien todo lo contrario- ajeno a los movimientos de la sociedad.

Durante el último congreso de Hostelería de Aecoc, celebrado esta semana en Madrid, los profesionales del sector mostraron su inquietud por la apuesta cada vez más descarada de los supermercados por entrar en el negocio de la restauración. En un sondeo realizado entre los asistentes al evento, más de dos tercios de los participantes abogaron por la necesidad de impulsar acciones sectoriales ante el riesgo de perder una cuota significativa de mercado.

Lo cierto, sea como sea, es que los retailers son cada vez más conscientes de la importancia del estómago. Ya no se trata solo de llenar los lineales de productos sino de, cada vez más, dar de comer al shopper. Hace un par de meses, durante la presentación de resultados de Mercadona, el presidente de la compañía, Juan Roig, fue muy claro: "El objetivo de Mercadona desde sus inicios ha sido llenar la tripa del cliente. Igual que el cliente nos pidió productos frescos y respeto al medio ambiente, ahora está pidiendo productos que estén más cerca de la boca y a esto le hemos llamado `Listo para comer´", aseguró en referencia a la nueva tendencia que se extiende por la cadena valenciana de supermercados.

Pero Mercadona no es ni mucho menos el único retailer que participa en esta carrera. Carrefour, Dia, Lidl o Alcampo ya han puesto en marcha iniciativas en este sentido, desde la implantación de corners especializados en el punto de venta hasta las cocinas para ofrecer platos elaborados y los espacios -cada vez mayores- para consumir estos platos.

DE LAS CASAS SIN COCINA AL 'MERCAURANTE'

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la omnicanalidad como el elemento indispensable para el crecimiento del retail, y las tendencias no hacen más que confirmar que la comida 'in situ' ha llegado para quedarse. En Asia, uno de los nuevos motores de la innovación, el gigante Alibaba ya se ha lanzado de lleno a la 'restauración' ofreciendo en sus supermercados Freshippo pescado y marisco fresco que el shopper-comensal consume allí mismo tras pasar por la cocina del súper.

Lo cierto es que tanto delivery como supermercados se han metido de lleno en la lucha por el negocio de la hostelería, y parece que hay mercado para todos.

Juan Roig ya aventuró en su momento que "la cocina del siglo XX no existirá a mitad del siglo XXI". Cuando el presidente de Mercadona profetizó que "en los hogares se calentarán los platos y solo se cocinarán platos por hobby" parece que podría estar exagerando, si no fuera porque cada vez más se va consolidando la tendencia de construir casas sin cocina. Toda una declaración de intenciones, ya que o bien se comerá fuera de casa o bien se traerá la comida de fuera, y en esa pugna es donde los retailers tienen que tomar posiciones.

De ahí el nacimiento de esa nueva tendencia, el 'mercaurante', que nace de la necesidad de cubrir ese nicho de mercado de un consumidor que ya no cocina a diario pero sí necesita comer cada día. Los supermercados lo saben y han comenzado la carrera. Habrá que ver cuál se lleva el gato al agua.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña