Shoppers | Varias empresas se unen para defender el aceite de palma

Nace en España la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible, que pretende rebatir las críticas a este ingrediente.

Logo de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible
Logo de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible

Tras meses y meses en los que el aceite de palma ha perdido mucha popularidad entre los consumidores, con decisiones importantes de varios retailers y fabricantes vetando este ingrediente para "fomentar una alimentación saludable", varias empresas han decidido unir sus fuerzas para crear la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible, con el objetivo de defender su utilización. Unilever, Ferrero o Natra son algunas de las compañías que están al frente de esta organización, que aún está en fase de constitución.

Además de las ya citadas, también intervienen en la Fundación las empresas Gracomsa, Vandemoortele y Lipsa. Las dos primeras están especializadas en la fabricación de margarinas o aceites. La tercera se dedica a la refinación y transformación de aceites vegetales.

Tal y como ha podido saber GranConsumoTv, la Fundación del Aceite de Palma Sostenible nace como una organización sin ánimo de lucro que trata de defender el uso del aceite de palma 100% sostenible. Su idea es participar en el debate actual sobre el aceite de palma, convirtiéndose en su principal defensora dentro del sector del gran consumo. "Trabajaremos para mejorar el conocimiento y la percepción de este ingrediente a través del rigor y la evidencia científica", señalan fuentes de la Fundación, que nace bajo el paraguas de la European Palm Oil Alliance (EPOA), organización europea que ya tiene presencia en varios países del Viejo Continente.

Se pretende investigar y divulgar las características del aceite de palma intentando aportar conocimiento a los consumidores. Tarea difícil, quizá, ya que la sensibilidad contra este ingrediente ha ido creciendo a lo largo del último año y muchas empresas han dejado de utilizarlo en la fabricación de sus productos. De hecho, las principales cadenas de supermercados de España también han decidido dejar de vender productos de marca propia que usen el aceite de palma.

Las compañías citadas defienden que sin el aceite de palma sus productos no podrían ser los mismos. Ferrero, por ejemplo, siempre ha insistido en indicar que "hacer Nutella sin aceite de palma produciría un sustituto de inferior calidad".

Por ello, la Fundación pretende ser un interlocutor activo dentro del debate del aceite de palma sobre sostenibilidad, nutrición y seguridad alimentaria, con el "objetivo de aportar nuevos puntos de vista". Por ejemplo, se ha marcado el reto de que antes de 2020 todas las empresas españolas que usen este aceite vegetal pasen a utilizar aceite de palma 100% sostenible.

Un informe de la Agencia para la Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSA) alertó a mediados del año pasado sobre el riesgo potencial del consumo de aceites vegetales y alimentos contaminados durante su procesamiento a altas temperaturas. Sin embargo, no recomendó a los consumidores dejar de consumir aceite de palma y dijo que se necesitaba más estudios para evaluar el nivel de riesgo. De hecho, ninguna autoridad sanitaria, incluida la OMS, ha recomendado que no se consuma.

Este ingrediente se emplea habitualmente en la fabricación de cremas, coberturas, salsas, pasteles, bollos, galletas, precocinados y aperitivos, normalmente en combinación con otros aceites vegetales. Es especialmente criticado por expertos y nutricionistas debido a su elevado contenido en grasas saturadas.

El mercado de este tipo de aceite mueve en el mundo más de 41.000 millones de euros, siendo el tipo de aceite más utilizado. Se trata de un aceite más barato que el de girasol, por lo que cambiarlo también supondría un aumento de los costes de producción.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña