Trendrinks | Carlyle se hace con el 97,96% de Bodegas Bilbaínas tras la OPA

La oferta, que se lanzó a un precio de 16,50 euros, ha sido aceptada por el 66,54% de las acciones a las que se dirigía, que representan un 4,06% del capital de la empresa.

Interior de Bodegas Bilbaínas
Interior de Bodegas Bilbaínas

El fondo de inversión estadounidense Carlyle, a través de la sociedad Ducde, se ha hecho con el 97,96% del capital de Bodegas Bilbaínas tras su oferta pública de adquisición (OPA) lanzada sobre las acciones de la compañía que no poseía.

En concreto, la oferta, que se lanzó a un precio de 16,50 euros, ha sido aceptada por el 66,54% de las acciones a las que se dirigía, que representan un 4,06% del capital de la empresa, según ha informado este martes la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La OPA se dirigía al 100% del capital de Bodegas Bilbaínas, compuesto por 2,8 millones de acciones admitidas a negociación en el mercado de corros electrónico de la Bolsa de Bilbao, excluyendo las 2,6 millones de acciones, representativas del 93,9% del capital social, que ya posee Carlyle. Por ello, la oferta se extendía de forma efectiva a la adquisición de 170.385 acciones de Bodegas Bilbaínas representativas del 6,10% del capital social.

A finales del pasado mes de octubre, el fondo estadounidense cerró la compra de una participación mayoritaria en Bodegas Bilbaínas, al adquirir una participación en Unideco, titular, indirectamente a través de Ducde, del 93,9% de la bodega riojana.

Después de esta operación, Carlyle se encontraba en una situación de toma de control indirecta y sobrevenida, obligándole a formular, dentro de los próximos tres meses, a contar desde esa fecha, una OPA sobre la totalidad del capital social de Bodegas Bilbaínas.


CAMBIOS EN LA PLANTILLA DE LA BODEGA

Carlyle confirmó que su intención de introducir cambios en la plantilla de las bodegas en un horizonte temporal de un año, según consta en el informe del consejo de administración de la bodega riojana sobre la OPA, donde explicaba que introduciría modificaciones que fuesen "más convenientes" para adaptar los recursos humanos a la estructura de una compañía no cotizada, una vez que la bodega sea excluida de cotización.

Ello podría suponer cambios en los puestos de trabajo del personal y directivos de la bodega dentro de un horizonte temporal de doce meses, así como en las condiciones de trabajo de los mismos, sin que, a la fecha del folleto, se haya tomado una decisión concreta al respecto.

Asimismo, el fondo estadounidense ha señalado que no tiene intención de modificar en los próximos doce meses la actual estrategia de Bodegas Bilbaínas, al tiempo que no contempla cambios relevantes en las actividades ni en la localización de los centros de actividad de la firma. Así, Carlyle tiene intención de mantener la actividad del curso ordinario de la bodega riojana.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña