Retailers | El retail español prueba el pago por reconocimiento facial

Las cadenas Rodilla y Viena ya están en ello. Es el primer proyecto de este tipo en España fuera del entorno corporativo.

Un establecimiento Rodilla
Un establecimiento Rodilla

El retail chino, de la mano de Alibaba y Alipay, ha sido pionero en aplicar el reconocimiento facial a los pagos, una innovación que ahora también se va a probar en España. Y es que las compañías de restauración Rodilla y Viena estudian la implementación de este sistema de la mano del centro de innovación Payment Innovation Hub de Barcelona, impulsado por CaixaBank, Visa, Samsung, Global Payments, Arval.

En concreto, se realizarán dos pruebas piloto en las que se utilizarán tecnologías biométricas que permiten efectuar los pagos con un reconocimiento facial de forma automática, informa Efeagro.

En el establecimiento Rodilla, situado en el edificio Pier01 de Barcelona, ya se ha puesto en marcha este proyecto, el primero de este tipo que se aplica en España fuera de un entorno corporativo. Asimismo, en el caso de la cadena Viena se testará la misma tecnología a lo largo de este año, pero con un público más heterogéneo.

El Payment Innovation Hub se ha centrado en la creación de soluciones aplicadas a comercios que simplifican el proceso de compra sin que sea necesario sacar la tarjeta

En su primer año de actividad, el Payment Innovation Hub se ha centrado en la creación de soluciones aplicadas a comercios siguiendo la tendencia de los denominados 'pagos invisibles', que simplifican el proceso de compra del consumidor, al efectuarse el pago de forma automática sin que sea necesario sacar la tarjeta, como permite el reconocimiento facial.

Responsables de las empresas socias han recalcado la importancia de idear nuevos métodos que permitan que el pago físico desaparezca y se efectúe través de la nube, pero también de la seguridad que requiere esta nueva forma de hacer transacciones, que podría extenderse en España en dos o tres años.

CHINA, UN PASO POR DELANTE

Como apuntábamos, China ya va por delante en esta materia y ya ha puesto en marcha numerosas iniciativas al respecto. La más reciente es la aplicación del sistema de pagos por reconocimiento facial en una veintena de tiendas de la calle comercial de Wuma, en la ciudad de Wenzhou, según informan medios de comunicación chinos.

Ello ha sido posible gracias a la alianza que han sellado las autoridades locales y Ant Financial (compañía vinculada a Alibaba y dueña de la plataforma de pago Alipay). Los clientes pueden realizar sus compras en apenas diez segundos a través de Dragonfly, un equipo de cámaras en 3D conectado directamente con Alipay.

En Europa, el reconocimiento facial ha llegado también a algunos supermercados del Reino Unido, aunque esta vez vinculado a la tarea de determinar la edad de los compradores de alcohol en estos establecimiento.

NCR, fabricante del software y el hardware para las máquinas de autocomprobación para la mayoría de los supermercados de este país, se ha aliado con la tecnológica Yoti para poner en marcha este sistema, que integra una cámara en las cajas de autoservicio que estima la edad de los compradores cuando adquieran alcohol y tabaco, por lo que el personal del supermercado ya no tendrá que intervenir para aprobar la compra solicitando a la persona su documentación. La máquina escanea la cara del cliente y acepta o niega la venta del artículo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña