Trendrinks | ¿Bebes la cantidad de agua que recomiendan los expertos?

Especialistas internacionales revelan las carencias de los españoles al respecto y recuerdan su importancia para prevenir el sobrepeso.

Una joven bebiendo un vaso de agua
Una joven bebiendo un vaso de agua

El agua es, sin duda, una de las bebidas más sanas que hay. En eso estamos todos de acuerdo. Sin embargo, en el día a día, los españoles no se hidratan lo que deberían. En condiciones normales de temperatura y humedad, la ingesta adecuada de agua es de entre 1,5 y 2 litros para adultos. Sin embargo, aunque el 82% de los españoles cree que se hidrata correctamente, solo un 21% bebe la cantidad de agua que debería, según el Observatorio Nestlé de Hábitos de Vida Saludable

En el caso de los niños, casi un 10% de los pequeños de entre 4 y 12 años no bebe agua en la comida del mediodía. Durante la cena, alrededor de un 15% tampoco la toma como bebida principal.

Casi un 10% de los niños de entre 4 y 12 años no bebe agua en la comida del mediodía

"Es importante que el agua sea la bebida principal de hidratación, tanto en las comidas como entre horas y es muy importante inculcar ese hábito en los niños desde bien pequeños", explica Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España.

Coincidiendo con el periodo estival y las altas temperaturas, González recuerda que el mecanismo de la sed es un sistema que cubre las necesidades de agua con eficiencia en adultos sanos pero no en niños o personas mayores. "Por diferentes factores fisiológicos, este mecanismo no basta para alcanzar con seguridad el balance hídrico en ellos. Por eso, es muy importante ofrecer agua a menudo a estos colectivos. Llevar un botellín de agua antes de salir de casa o de hacer una excursión puede ser una buena alternativa".

El agua es imprescindible para que nuestro organismo pueda llevar a cabo sus funciones metabólicas

El agua es, así, imprescindible para que nuestro organismo pueda llevar a cabo sus funciones metabólicas y forma parte de las células, los órganos, músculos, huesos y fluidos corporales. También tiene múltiples funciones como, por ejemplo, regular la temperatura corporal, transportar nutrientes, eliminar sustancias de deshecho y ayudar al proceso digestivo, entre otros. Por ser esencial para la vida humana, el agua es considerada un nutriente no energético como las vitaminas o sales minerales ya que no aporta calorías.

AGUA Y OBESIDAD

Precisamente, la ingesta de agua es una de las claves para prevenir el sobrepeso. Así lo ha reivindicado el profesor Paul Gately, especialista en Ejercicio y Obesidad de la Universidad de Leeds (Inglaterra), en el marco de un curso sobre hidratación y bienestar de la Universidad de Navarra y el Basque Culinary Center, que ha contado con 12 expertos internacionales en este campo y la colaboración de Nestlé Waters.

"Con más de la mitad de la población mundial adulta y aproximadamente un 30% de niños con problemas de sobrepeso, la obesidad es uno de los mayores desafíos de salud a nivel mundial", ha recalcado este experto. Y es que comer de forma equilibrada, hacer actividad física, utilizar el aceite de oliva como aliño principal en las comidas y beber agua son los hábitos de vida saludables clave para prevenir la obesidad.

"La obesidad tiene importantes costes sanitarios, pero también individuales, ya que genera problemas de salud física y psíquica"

Gately ha alertado del aumento de las tasa de obesidad y del impacto social y económico que conlleva. "La obesidad tiene importantes costes sanitarios, pero también individuales, ya que genera problemas de salud física y psíquica, con implicaciones en las relaciones sociales, en el entorno laboral y a nivel emocional", ha matizado.

En este contexto, ha defendido la necesidad de hacer un esfuerzo en la prevención y el tratamiento y ha reivindicado la importancia de una buena hidratación y el papel del agua como bebida principal en la dieta.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña